lunes, 22 de octubre de 2012

Línea Directa 3

 

clip_image002

 

 

La voluntad de Dios, divina y perfecta, es llevar a cada individuo hasta una relación completa y profundamente satisfactoria con El mismo. Esta íntima y armoniosa asociación con Dios, se logra a medida que uno crece y madura en la estatura espiritual del Hijo de Dios, Jesucristo.

“...crezcamos en todas cosas en aquel que es la cabeza á saber, Cristo” Efesios 4:15

Sería injusto por parte de Dios decirnos que crezcamos en la estatura de Jesucristo, si no hubiera provisto los medios o recursos para hacerlo, y los dos recursos básicos para lograrlo, son la Palabra de Dios, y la Oración. De manera ilustrativa, en nuestro crecimiento espiritual, la Palabra de Dios forma la estructura ósea o los huesos, y la oración forma el sistema muscular que cubrirá esos huesos. Hablemos ahora un poco más acerca de la diversidad de principios que encontramos en la oración

¿En qué tipos pudiéramos clasificar la oración?

clip_image004

Existen muchos, entre los cuales podríamos enumerar los siguientes: Oración de rendición; de adoración; de angustia; aflicción; de confianza; de gozo; de arrepentimiento; amor; de deseo por, acciones de gracias; santificación y limpieza; de guerra, de liberación; de consulta sobre la voluntad de Dios, etc. Sin duda en relación al tema, existe una diversidad o variedad de tipos y motivos de oración. Descubramos algo de esa diversidad de oraciones al considerar algunas palabras Hebreas para oración.

Palabras de la Concordancia James Strong en Español.

Los breves comentarios de cada tipo de Oración son fundamentados en lo que dicen las Escrituras anotadas para cada ocasión.

Oración: beá 1156

Significa: Preguntar, demandar, solicitar, desear intensamente, hervir, chorrear, derramarse, un borbotón, salir en chorros, extenderse.

Daniel 6:11 Orando Isaías 64:2 hervir

Es un tipo de oración de un deseo intenso, en donde se derraman los deseos y sentimientos del creyente; esta oración para preguntar, consultar, demandar o solicitar, es intensa, sale como un borbotón, conduce a que nuestra copa, nuestro vaso o nuestra vida esté rebosando.

Oración: ná 4994

Significa: Rendición, entrega, orar, rogar, permitir, valor.

Salmo 119:108 ruégote Jonás 4:3 ruégote

Nehemías 1:11 ruégote 2 Reyes 6:17 ruégote

Es una oración de auto entrega, de sacrificio y de rendición, se entrega la vida misma; lo único que se persigue es crecer en el temor o respeto por Su Nombre; además se busca obtener una nueva visión, una visión espiritual para valorar los veredictos de Dios.

Oración: shael 7592

Significa: Averiguar, consultar, dedicar, desear, saludar con paz, pedir, pedir permiso, prestar, querer, inquirir, demandar.

Salmo 2:8 pídeme Deuteronomio 18:16 pediste

Jueces 20:18 consultaron

clip_image006

Es una oración guiada a la posesión de nuevas áreas de la tierra del viejo corazón y dominadas por ciertas malas actitudes, hábitos, reacciones, y costumbres que son como enemigos que impiden avanzar en la Estatura espiritual de Jesucristo. Es una oración que lleva a desear “morir” a las tendencias e inclinaciones del viejo y pecaminoso corazón.

cada día muero” 1 Corintios 15:31

Es una oración de deseo por averiguar la perfecta voluntad de Dios, y además conduce a pedir permiso para accionar.

Oración: aréshet 782

Significa: Anhelo de algo, desear para poseer, petición, desposar, empeñar la palabra, comprometerse en matrimonio.

Salmo 21:2 petición o pronunciaron Oseas 2:19 desposaré

Es una oración conducida a empeñar la palabra o hacer un voto con tal de tener un nuevo fruto, o una experiencia fresca que genere una nueva unión con el Esposo Jesucristo. Es una oración de deseo por poseer una nueva experiencia de unión con el Esposo Jesucristo.

Oración: kjalá 2470

Significa: Orar, estar de parto, suplicar, desalentar, debilitar, angustia, herir, enflaquecer, desgajar, taladrar, quebrar.

2 Crónicas 33.12 oró Jeremías 26:19 oró

Éxodo 32:11 oró Jueces 16:17 debilitado

Es una oración que se expresa en medio de situaciones de angustia, de desaliento, y cuando se siente débil espiritualmente.

Cuando está oración está fundamentada sobre la sinceridad, es entonces escuchada por Dios y da la salida a dichas situaciones. Además puede ser una oración de súplica con tal de que la vieja naturaleza se desaliente, se debilite, se rompa y pierda su fuerza dominante sobre el creyente.

Oración: aná 577 (160 + 4994)

Significa: Afecto, amor, rogar, amistad, orar.

Jonás 1:14 rogámoste Cantares 1:4 aman

Salmo 119:97 amo Salmo 118:25 ruego

Entre sus propósito, busca obtener el favor de Dios, una nueva experiencia de amor y amistad con el Señor y reanudar los lazos fraternales o amistosos con los demás, que se habían roto. Conduce a fortalecer los vínculos de la unidad y armonía en los diversos aspectos de la vida.

clip_image008 

Oración: mishalá 4862

Significa: Petición, rogar, dedicar

Salmo 37:4 peticiones 1 Samuel 1:17 petición Salmo 20:5 peticiones

Es una oración donde se busca una posición de deleite, de gozo en el Señor, en Su Soberanía, en Su Control, en Sus Decisiones y en el Propósito de Su voluntad. Entonces se puede esperar que Dios cumpla las peticiones presentadas, y se obtendrá una paz interior que sobre pasa todo entendimiento.

Oración: tekjinná 8467

Significa: Halagar, misericordia, gracias, súplica, oración, plegaria.

Salmo 6:9 ruego Salmo 116:1 súplicas Salmo 119:170 oración

Es una oración de ruegos, de clamor, y de lloro por diversos motivos.

Cuando este tipo de oración ha sido escuchada y aceptada por Dios, entonces los labios rebosarán alabanza y palabras de halago al Señor. Conduce a expresiones de gratitud al Creador y Controlador de todas las situaciones, de todas las cosas.

Oración: siakj 7878

Significa: Meditar, reflexionar, contar, orar, considerar, musitar,

Salmo 77:6 meditaba Salmo 119:78 meditaré Salmo 143:5 reflexionaba

Esta oración lleva a la reflexión, y meditación, a enumerar a las obras que Dios ha efectuado en el pasado, tanto en nuestra persona como en la vida de los familiares y otros. Lleva a meditar en la Palabra y Mandamientos de Dios.

Es un tipo de oración reflexiva y de consideración; conduce a hacer cuentas de todos los favores recibidos de Dios, y además de las personas.

Oración: kjanán 2603

Significa: Orar, pedir, rogar, suplicar amigablemente, dar, favorecer, misericordia. Inclinarse, compadecerse.

2 Crónicas 6:37 oraren Deuteronomio 3:23 oré

Malaquías 1:9 piedad

clip_image010

Esta es una oración que lleva a humillarse y postrarse delante de Dios por diversos motivos; bien puede ser por arrepentimiento, por luchas espirituales, por situaciones adversas, de auto humillación, etc.

Lleva a suplicar el favor de Dios; a la manifestación de Su Misericordia en medio de las situaciones, lugares, tiempos, y otros.

Oración: tselá 6739 6760

Significa: Postrarse, orar, cojear, ser arqueado como una costilla.

Génesis 32:31 cojeaba Sofonías 3:19 coja.

Entre sus ministerios, lleva a orar para que puedan ser edificados en nuestra vida nuevos aspectos del Nombre del Señor Jesucristo; cuando esta oración llega a su objetivo, el creyente ya no caminará igual así como aconteció en la vida de Jacob; ya no se conducirá en sus propios caminos. Se obtendrán aspectos de un nuevo Caminar en Dios. Entonces: «Es necesario orar siempre y no desmayar». Lucas 18:1

Recordemos que, los breves comentarios de cada tipo de Oración son fundamentados en lo que dicen las Escrituras anotadas para cada ocasión. Ahora aprendamos otros principios de la Oración.

EL MODELO DE LA ORACIÓN

EN EL TARBERNÁCULO DE MOISÉS

Jesucristo tendrá Su Esposa espiritual en las Bodas del Cordero, y solo un grupo escogido de cristianos será parte de esa Esposa espiritual. Si anhelamos tener esa privilegiada posición de Esposa necesitamos prepararnos para ver cumplido nuestro deseo y anhelo. En un principio, antes de la fundación del mundo, Dios creó e hizo al hombre a Su imagen y semejanza, puso en él Su naturaleza o Nombre, de esta manera el hombre era un ser lleno de luz, gozo, amor, de verdad, honestidad, paz, paciencia, gratitud, contentamiento, bondad, amabilidad, justicia, fe, sinceridad, fidelidad, afecto y Santidad. El hombre poseía la naturaleza de Dios.

Génesis 1:26 Efesios 1:4

clip_image012

Lamentablemente cuando el hombre pecó, esa imagen y semejanza fue corrompida, se ensució y el hombre se cubrió de tinieblas y en lugar de tener la naturaleza de Dios, adquirió la naturaleza de Lucifer caído. El hombre en su ser, cobijó el odio, antipatía, tristeza, mentira, soberbia, inmoralidad, apatía, rencor, necedad, vanidad, hurto, envidia, ira, enojo, la molestia y disgusto, aspereza, tacañería, celos, injusticia, deseos adulterinos, el menosprecio, la murmuración, la crítica, etc. Isaías 1:4-6; por causa, lo único que el hombre podría recibir como pago era enviarlo al infierno.

Dios en Su infinita misericordia, planeó y puso en marcha inmediatamente Su Plan Maestro de redención. No solo libraría al hombre de la condenación del infierno, sino también obtendría la provisión necesaria para limpiar, transformar y santificar totalmente su naturaleza pecaminosa, y así poder crecer en recobrar la esencia original de su naturaleza, la cual Dios le había dado en un principio o en el momento que fue creado.

No podemos aspirar a recobrar la completa y perfecta imagen y semejanza de Jesucristo en nuestra vida a menos que diariamente realicemos un proceso o trabajo de limpieza, depuración y transformación de nuestra vieja y pecaminosa naturaleza por medio de la oración.

Jesús afirmó que de dentro del corazón de los hombres (creyente o no creyente) sale la gran diversidad de tipos de pecado. Marcos 7:19-21 Gálatas 5:19-21. En un grado mayor o menor, toda persona posee esa naturaleza o condición pecaminosa, ya sea cristiano o no cristiano. Solo es cosa o cuestión de que se vea en medio de situaciones adversas, de sufrimiento o maltrato y rápidamente verá que aparecen esas obras de la carne o de su vieja naturaleza.

El pecado es energía corrupta la cual un día era energía santa y fue dada por Dios, solo que por el pecado fue corrompida y ensuciada. La energía no puede ser destruida, ella solo puede transformarse o ser cambiada por medio de la oración y la Palabra de Dios.

“Venid luego, dirá Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos: si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” Isaías 1:18

clip_image014

Aquí observamos el proceso de transformación y limpieza que Dios estableció de manera que nuestros pecados sean cambiados a energía santa y así recobremos su esencia original. Cuando a través de este modelo de oración de transformación y santificación, oramos a Dios y pedimos después de arrepentirnos que cambie la naturaleza de ese o esos pecados en particular que salieron de nuestro viejo corazón, es necesario pedirle que regrese esa energía ya transformada y la deposite en nuestro nuevo corazón. Solo de esta manera crecerá nuestro nuevo hombre.

No pueden producirse cambios verdaderos y definitivos en la vida del cristiano, a menos que sea por medio de este diario proceso de depuración, limpieza y transformación. Este debe ser efectuado por medio de los recursos exactos y efectivos que Dios ha dado y ellos son: La Sangre de Jesucristo, el Fuego del Espíritu Santo y las Aguas del Nombre, Muerte y Vida de Jesús.

No conocer este proceso o fallar en su práctica diaria equivale a no recobrar ciertamente, la Imagen y Semejanza de Dios, tampoco se obtendrán las características espirituales que tendrá la Esposa del Señor Jesucristo. Todo el ministerio de los sacerdotes en el Antiguo Testamento en el Tabernáculo de Moisés, fue en figura o sombra de las cosas que hoy debemos hacer para obtener transformación y crecimiento espiritual. Dios nos ha hecho reyes y sacerdotes. Apocalipsis 1:5

clip_image016

En el ministerio diario sacerdotal, esos tres recursos o ingredientes de limpieza eran vitales para que el sacerdote pudiera penetrar al Lugar Santo del Tabernáculo. La Sangre estaba en el Altar de Sacrificio. El Fuego descendía y consumía la ofrenda, estaba sobre el Altar de Sacrificio y las Aguas estaban contenidas en el Lavacro. Este proceso o trabajo lo realizaba el sacerdote de una manera literal, hoy debemos hacerlo por medio de la oración y acompañada de fe en su ámbito espiritual, debemos hacerlo diario. Los sacerdotes en el Testamento Antiguo lo efectuaban, mañana y tarde. Éxodo 29:39

Solo haciendo este proceso tal como Dios lo había indicado, entonces el sacerdote podía penetrar al Lugar Santo y solo una vez al año al Lugar Santísimo. Si en verdad vamos a tener experiencias reales en el Lugar Santo y con la gloria de Dios en el Lugar Santísimo, y a la vez crecer en esos niveles en la Estatura espiritual de Jesucristo, es necesario aprender y practicar este modelo de oración.

“..las cosas que antes fueron escritas, para nuestra enseñanza fueron escritas.” Romanos 15:4

Empero estas cosas fueron en figura de nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. 1 Corintios 10:6

El propósito de estas lecciones acerca de este modelo de oración, es tener un mayor número de verdades en relación a lo que podemos incluir cada día en nuestra oración, y tengamos mayores posibilidades de recobrar la imagen y semejanza de Dios en nuestra vida.

Son muchos los cristianos que al desconocer este modelo de oración de transformación de su energía pecaminosa, solo reprimen cada día las obras pecaminosas de su vieja naturaleza, esto genera desaliento en el cristiano, porque al paso de los días se percata que sus malas actitudes o reacciones negativas o de molestia ocasionan un mal testimonio para otros. Recordemos “solo por medio de este proceso o trabajo en oración, se lograran cambios continuos y definitivos”. No es de otra manera, la fuerza de voluntad es buena, pero no garantiza el hecho de que se obtendrán cambios radicales y definitivos, pues ellos solo reprimen la naturaleza de esas obras de la carne pero no actúa sobre la raíz de ellas y al paso de los días ellas retoñaran y se harán más frondosas.

clip_image018

En otro aspecto, es necesario que cuidemos que nuestra oración a través de este modelo, no se convierta en una forma rutinaria y tediosa. Necesitamos cada día acercarnos a Dios y orar con la seguridad de que vamos a obtener “algo” nuevo, con la convicción de que Dios está ahí escuchando la oración y además con el gozo de saber que recobraremos “algo” de la original naturaleza que poseíamos.

Entonces, veamos este modelo de oración para arrepentimiento y transformación de nuestra vieja naturaleza o pecados, y visto de acuerdo al Tabernáculo de Moisés

1. GRATITUD Y ALABANZA

“Reconoced que Jehová es Dios, Él nos hizo y no nosotros a nosotros mismos...” Entrad por sus puertas con Acción de gracias por Sus atrios con alabanza...” Salmo 100:3-4

Este modelo o patrón de oración se inicia con gratitud y alabanza.

Reconozcamos que Jehová es Dios y que somos hechura suya. Entremos por sus puertas con temor, reverencia, respeto, gratitud y alabanza por el don de la vida otorgado en ese mismo momento en que se hace este tipo de oración; gratitud y alabanza por todas las cosas, por todo tipo de situaciones. No fallemos en este principio, entonces estaremos experimentando gradualmente todas las experiencias encontradas en los demás muebles del Tabernáculo de Moisés.

2.- CONFESIÓN Y ARREPENTIMIENTO

“El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que confiesa

y se aparta alcanzará misericordia.” Proverbios 28:13

¡Sin confesión y sin arrepentimiento, no prosperamos!. No prosperamos en nuestro intento de experimentar la presencia de Dios y su bendición en el Lugar Santo. No prosperamos o crecemos en nuestro anhelo de tener limpieza y santificación de nuestros pecados, no podremos recobrar o recuperar la imagen y semejanza de Dios en nuestra vida, quedaremos fuera de la Esposa espiritual de Jesucristo. Tengamos arrepentimiento diario. Confesemos nuestros pecados y apartémonos de ellos, de esa manera podremos progresar en nuestro propósito de madurar.

3. LA SANGRE (DE JESUCRISTO) POR EL PECADO

Altar de Metal en el Atrio

“Y matarás el becerro delante de Jehová, a la puerta del Tabernáculo de reunión... Es ofrenda por el pecado.” Éxodo 29:10-14

clip_image020

Cada día, a cada momento, de nuestro corazón salen diversidad de tipos de pecados, estos pueden ser conscientes o inconscientes; voluntarios o involuntarios. Nuestros pecados diarios hacen una división entre Dios y nosotros. Isaías 59:2. No hay forma de volver a tener conexión con Dios cuando el hombre peca, y solo es por medio de clamar y pedir los beneficios y ministerios de la Sangre de Jesucristo representada por la ofrenda por el pecado.

4. SANGRE POR EL PECADO DE YERRO

Altar de Metal en el Atrio

“Cuando alguna persona pecare por Yerro en algunos de los mandamientos de Jehová sobre cosas que no han de hacer, y obrare contra algunos de ellos. Ofrecerá a Jehová, por su pecado que habrá cometido, un becerro sin tacha...” Levítico 4:2-3

Son muchas las veces que transitamos por caminos equivocados debido a nuestra ignorancia, esto en relación a la Voluntad de Dios o en otro caso, tomamos decisiones fuera de la Voluntad Divina. Esto, incluso en proyectos actividades cristianas. Son muchas las veces al día en que se habla, actúa y hace fuera del deseo de Dios en incontables casos. De este hecho surgen nuestros pecados de yerro o ignorancia. Necesitamos que mañana y noche apliquemos a nuestra vida esta Sangre que nos limpiara de esas fallas de Yerro o Ignorancia.

5. SANGRE DE LA EXPIACIÓN. Altar de Metal en el Atrio

“y hará llegar Aarón el becerro de la expiación, que es suyo, y hará reconciliación por sí y por su casa”. Levítico 16:6

Expiación o reconciliación Hebreo: Kafar o Kipur 3722

Significa: Expiar, cubrir, condonar, aplacar, cancelar, purgar, apaciguar, limpiar, anular, pactar, perdonar, enterrar el pasado, hacer alianza, arreglar una diferencia, volver a ser amigos, anular separaciones, contenerse, poner en armonía, pacificar, embrear.

clip_image022

Todos estos ministerios y beneficios vendrán a la vida del creyente que cada mañana y noche claman y aplican para sí, este tipo particular de la Sangre de Jesucristo o la Sangre de la Expiación. Ella reconcilia, cancela, pone término, corta, condona la deuda y pago contraído por causa de nuestros pecados diarios, nos coloca en perfecta armonía con Dios.

6. SANGRE DEL TODO QUEMADA U HOLOCAUSTO.

Altar de Metal en el Atrio

“Después hizo llegar el carnero del holocausto, y Aarón y sus hijos pusieron sus manos sobre la cabeza del carnero”. Levítico 8:18

Esta ofrenda es también llamada la Sangre u ofrenda de Consagraciones.

Consagrar Hebreo: Milloo 4394

Significa: Consagrar, dedicar, ser hábil, capaz y experto.

Este tipo de Sangre en particular, lleva al hombre por el camino correcto para tener una completa y total consagración y dedicación. Que importante es cada día pedir y clamar sobre nuestra vida la Sangre del Todo Quemada. Podremos expresar: “Dios, no mi voluntad, no lo que yo pienso o digo, no lo que yo quiero o deseo, más bien Tu Voluntad Divina en mi vida.” Que importante es clamar cada día esta Sangre.

7. SANGRE DE OFRENDA DE PACES.

Altar de Metal en el Atrio

“Y si su ofrenda fuere sacrificio de paces, si hubiere de ofrecerlo de ganado vacuno, sea macho o hembra, sin defecto lo ofrecerá delante de Jehová.” Levítico 3:1

Paces Hebreo: Shalom o Shalem 7965 8002

Significa: Pacifica, apacible, quietud, calma, reposo, feliz, dichoso, amigable, ser salvo, prosperar.

Al clamar cada día este tipo de Sangre, entonces obtendremos o adquiriremos permanente y verdadera paz. Seremos personas dichosas, felices, apacibles y amigables. Esto para con todo lo que es Dios, para con los familiares, vecinos, hermanos en la fe, etc.

8. SANGRE DE REMISIÓN. Altar de Metal en el Atrio

clip_image024

“porque esto es mi Sangre del nuevo pacto, la cual es derramada por muchos para remisión de los pecados.” Mateo 26:28

Hebreos 9:22

Remisión Griego: Aphessis 859

Significa: Libertad, libramiento, remitir, dejar, enviar, suspender.

Este es un Río eterno y vivo cuyo propósito divino es quitar el pecado delante del rostro de Dios y ponerlo tras sus espaldas.

Miqueas 7:19 Isaías 38:17

Cuando pedimos a diario la Sangre por el Pecado sobre nuestros pecados, entonces es necesario también agregar la Sangre de Remisión que enviara la sustancia pecaminosa al Mar del Olvido del Señor nuestro Dios. Toda esa sustancia será puesta en el olvido.

9. EL FUEGO DEL ESPÍRITU SANTO.

Fuego sobre el Altar en el Atrio

“Y salió fuego de delante de Jehová, y consumió el holocausto

y los sebos sobre el altar.” Levítico 9:24

Cada día debemos pedir en oración para nuestra transformación el Fuego del Espíritu Santo sobre cada uno de nuestros pecados, y sobre nuestra vieja naturaleza pecaminosa, y se efectúe una regeneración y santificación, y crezcamos en el recobrar la Imagen y Semejanza de Cristo. Seremos cada vez más ardientes, fervorosos y apasionados por el Reino de Dios. Experimentaremos un permanente mover interno y que procede del Espíritu Santo.

10. EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO

Fuego sobre el Altar en el Atrio

“Mas recibiréis la virtud (Poder) del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén y en toda Judea, y Samaria, y hasta lo último de la tierra.” Hechos 1:8

Al clamarlo cada día obtendremos poder:

Para testificar del Señor. Hechos 2.11

En la imposición de manos. Hechos 8:17-18

En la reprensión de espíritus. Lucas 10:19

En la alabanza. Hechos 10:46

clip_image026

En la profecía. Hechos 19:6

En las demostraciones del Espíritu Santo. 1 Corintios 2:4

Solo es cuestión de que cada día, a cada momento, pidamos convincentemente, con fe y sinceridad el Poder del Espíritu Santo y al paso de los días veremos cómo incrementaremos en algo nuevo, en un nuevo Poder que nos conducirá a ser mejores cristianos. Al paso de los días nos convenceremos que esto es poderoso, funciona y produce cambios definitivos, cambios radicales en nuestras vidas.

Una de las formas más grandes de honrar a Dios, es usando cada día los recursos o medios que nos provee para nuestro progreso.

11. LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO.

Fuego sobre el Altar en el Atrio

“Empero hay repartimiento de Dones: mas el mismo Espíritu es.”

1 Corintios 12:4

Aunque los dones son aparentemente para la edificación de la iglesia, sin embargo, de la misma manera serán de edificación para nuestra vida personal, esto, si cada día pedimos en oración sus beneficios para nosotros.

En relación a nuestra propia vida y nuestro progreso en la vida espiritual, a cada momento podemos pedir fe, sabiduría, discernimiento, sanidad, milagros, géneros de lenguas, etc. Qué importante es pedir a Dios los beneficios de los Dones del Espíritu Santo a favor de nuestra vida, creceremos en recobrar la imagen y la semejanza de Jesucristo en nuestra vida.

Hagamos nuestro esos beneficios, trabajemos en oración por medio de este único proceso de oración de santificación y transformación de nuestra vieja naturaleza, hagámoslo con fe y con certeza de que vamos a adquirir algo nuevo para nuestra vida.

12. LAS AGUAS DEL NOMBRE DE JESÚS

El Lavacro en el Atrio

clip_image028

“¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús hemos sido bautizados en Su muerte?” Romanos 6:3

Pidamos a Dios los ministerios y beneficios de las Aguas de la Naturaleza o Nombre de Jesucristo. Gálatas 3:27 Esta experiencia de una manera inicial, la adquiriremos cuando hemos bajado a las aguas del bautismo por primera vez, obtendremos el Nombre o Naturaleza de Jesucristo ahí.

Sin embargo, cada día, podemos pedir a Dios nuevas porciones o nuevas experiencias de la Naturaleza de Jesucristo. Su Naturaleza implica: amor, santidad, gozo, paz, bondad, sinceridad, verdad y otras tantas cosas similares.

13. LAS AGUAS DE MUERTE DE JESUCRISTO

El Lavacro en el Atrio

“...somos bautizados en su muerte?” Romanos 6:3

Sin esta experiencia diaria, no podemos tener vida nueva o una vida resucitada en el proceso de transformación de nuestros pecados.

Hay cuatro experiencias relacionadas con Su muerte:

a) Bautismo. Romanos 6:3

b) Sepultar. Romanos 6:4

c) Plantar. Romanos 6:5

d) Crucificar. Romanos 6:6

Cuando venimos por fe y le decimos a Dios que deseamos tener Su Nombre sobre nuestra vida, que nos baje a las Aguas del Bautismo, le estamos diciendo en otras palabras: “Estoy dispuesto a ser separado de mi propia naturaleza”.

14. LA VIDA RESUCITADA DE JESUCRISTO.

El Lavacro en el Atrio

Este es el fruto de la muerte diaria. 1 Corintios 15:31

El fruto es una vida resucitada. Hay cuatro experiencias aquí:

a) La novedad de vida. Romanos 6:4

b) Semejanza de Su Gloria Romanos 6:5

c) Vida de comunión Romanos 6:8

d) Victoria sobre la muerte Romanos 6:9

Todo esto tendremos como fruto de la muerte y crucifixión de nuestros pecados o de nuestra vieja naturaleza o carne.

clip_image030

AHORA AVANCEMOS AL ALTAR DE PERFUME EN EL LUGAR SANTO DEL TABERNÁCULO.

15. ORACIÓN DE PETICIÓN.

Altar de Perfume en el Lugar Santo

“...Sean notorias vuestras peticiones delante de Dios.” Filipenses 4:6

En general, este mueble, el Altar de Perfume representa toda oración. En la oración de petición, manifestamos a Dios con nuestras palabras sobre las necesidades espirituales, materiales, sentimentales, congregacionales, familiares, laborales, intelectuales, y otros motivos. Pidamos en el Nombre del Señor Jesucristo.

16. ORACIÓN DE INTERCESIÓN EN EL ESPÍRITU.

Altar de Perfume en el Lugar Santo

“El mismo Espíritu pide (intercede) por nosotros con gemidos indecibles.” Romanos 8:26-27

Ahora experimentemos y participemos de la oración en el Espíritu, la oración de Intercesión. Esta oración es en lenguas desconocidas a una velocidad ultra rápida; existen cinco tipos que ya se han estudiado anteriormente.

Lo que pudiéramos tener a través de oración con palabras entendibles en horas, por medio de esta oración de Intercesión bajo la operación del Espíritu Santo, lo podemos obtener en cuestión de pocos minutos. Diario visitemos el Lugar Santo a través de esta poderosa oración.

17. ORACIÓN DE DOLORES DE PARTO.

Altar de Perfume en el Lugar Santo

“Hijitos míos, que vuelvo otra vez a estar de parto de vosotros, hasta que Cristo sea formado en vosotros.” Gálatas 4:19

Isaías 26:16-18

Es súper poderosa esta oración de Dolores de Parto.

Este tipo de oración es para dar a Luz o Nacimiento a nuevas o frescas verdades, a nuevas experiencias, a nuevas almas para Dios, etc. Esto puede ser a favor de la vida del orador, o a favor de otros.

AHORA VAMOS AL LADO DEL CANDELERO EN EL TABERNÁCULO DE MOISÉS.

clip_image032

18. EL ACEITE DE SABIDURÍA.

El Candelero en el Lugar Santo

“Tu mandarás a los hijos de Israel que te traigan aceite puro de olivas, molido, para la luminaria, para hacer arder continuamente las lámparas.” Éxodo 27:20

En las lámparas del Candelero había aceite y representaba la Sabiduría. ¿Quién no necesita sabiduría cada día para actuar y caminar en la Voluntad de Dios?. Si clamamos a cada día la Sabiduría encontrada en el Candelero entonces obtendremos la lógica o sentido común de Dios.

19. EL FUEGO DE ENTENDIMIENTO.

El Candelero en el Lugar Santo

“..para hacer arder (fuego) continuamente las lámparas.” Éxodo 17:20

Además había fuego en las lámparas y el cual es un tipo de entendimiento. Con el podemos percibir y comprender el funcionar de los principios de Dios, y esto, en cuanto a como es y actúa el Señor nuestro Dios, en cuanto a cómo somos y a cómo debemos comportarnos o actuar, en cuanto a cómo debemos alabar y adorar. Cada día pidamos a Dios este Fuego de Entendimiento, lo necesitamos para adquirir la comprensión de Dios.

20. LA LUZ DE CONOCIMIENTO.

El Candelero en el Lugar Santo

“Y hacerle has siete candilejas, las cuales encenderás para que alumbren (luz).” Éxodo 25:37

El fuego de las lámparas generaba Luz, la cual es un tipo o figura del Conocimiento. Llegaremos a ser aptos, expertos, idóneos y capaces para caminar y actuar sin tropiezo por las tinieblas de la ignorancia, y de los errores de la carne o de la vieja naturaleza del corazón pecador. Tendremos el Conocimiento y capacidad para caminar en medio de situaciones y circunstancias, ya sean favorables o desfavorables, ante el buen trato o maltrato.

PASAMOS AHORA AL LADO DE LA MESA DE LOS PANES EN EL TABERNÁCULO.

clip_image034

21. EL PAN DE FORTALEZA.

La Mesa de los Panes en el Lugar Santo

“Y tomaras flor de harina, y cocerás de ella doce tortas: cada torta será de dos décimas. Y has de ponerlas en dos órdenes, seis de cada orden, sobre la Mesa limpia delante de Jehová.”

Levítico 24: 5-6

Este Pan de Fortaleza en oración, nos dará la poderosa fuerza para soportar cualquier situación adversa que venga a nuestra vida.

Sobre la mesa había doce panes: al pedirlo por fe, cada día ante Dios, adquiriremos la fuerza, el vigor, la fortaleza y la sustancia necesaria para prevalecer y vencer en nuestras batallas de cada día.

22. EL FUEGO SANTO O CELO.

La Mesa de los Panes en el Lugar Santo

“Pondrás también sobre cada orden incienso limpio, y será para el pan por perfume...ofrenda encendida a Jehová.” Levítico 24:7

Encima de los panes había Fuego, el cual representa Celo Santo. Si pedimos este tipo de Fuego que se encontraba en la Mesa de los Panes, entonces caminaremos y correremos detrás de los pasos de Jesucristo teniendo Celo Santo, y el cual El manifestó debido a la santidad y verdad que había en El.

23. INCIENSO O FE.

La Mesa de los Panes en el Lugar Santo

“Pondrás también sobre cada orden incienso...” Levítico 24:7

En la Mesa de los Panes había incienso, tipo de fe. Con este tipo de incienso, pedido sobre nuestra vida cada día, podremos servir, caminar y ministrar con firmeza, confianza, sin estar sujetos al desaliento, desanimo y temor al fracaso.

No importara que sea lo que Dios mande o llame a hacer, o en el sitio al que nos quiera enviar, podremos hacer Su Voluntad porque estaremos gobernados por la fe. No vacilaremos en hacer y ejecutar lo que El nos mande. Nuestra fe estará establecida en el Señor, en Su cabeza y soberanía.

Si cada día trabajamos en este Modelo de Oración de transformación y limpieza de nuestra vieja naturaleza, entonces estamos listos para entrar al Lugar Santísimo, nos derramaremos en entrega y adoración, experimentaremos un intenso deseo por lo que es Dios; adquiriremos un sentir más profundo por la verdad; poco a poco iremos convirtiéndonos en cristianos fogosos, encendidos, y ardientes; ya no pediremos nada para nosotros, solo adoraremos Su nombre o Su Naturaleza santa.

Algunos Extractos fueron tomados del Libro: El Cantar de los Cantares.

Autor: B.R. Hicks

clip_image036

1 comentario:

  1. muy buen tema, excelentemente expuesto. Muchas bendiciones.

    ResponderEliminar