domingo, 16 de noviembre de 2014

ENCOMENDAR

 

clip_image002


                                                       

 

ENCOMENDAR

 

Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir por heredad; y salió sin saber dónde iba.

Hebreos 11:8

Abraham fue llamado por Dios; obedeció, dejó su tierra y su parentela; y empezó a caminar solo con la guía y la dirección del Señor,  y viajó por un desierto sin saber o conocer a dónde iba; puso su confianza total en el Señor.

 

Sin duda alguna: Para emprender, asumir, enfrentar, vivir y compartir de manera exacta en la Perfecta Voluntad de Dios, es importante cada día encomendarse al Señor.

 

Encomendar a alguien,  es depositar absoluta confianza en que puede cumplirse la "encomienda"; esto es, quitar la confianza en nosotros mismos, rendirnos y permitir que Él dirija cada paso, cada acción y cada pensamiento de nuestro diario andar.

 

¿Cómo garantizar el éxito de cualquier empresa; o como cristianos, el cumplimiento total del propósito de crecer en toda la Estatura espiritual del Señor Jesucristo?.

 

Abraham obedeció y caminó cada día fundamentado en la encomienda y confianza de que el Señor marcaría los senderos por donde viajar; las paradas a realizar y la dirección que cada paso debía dar.

clip_image004

Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará. Salmo 37:5

Hará….

Hebreo: asá    6213

Significa: Hacer en una aplicación amplia, abrir, actuar, administrar, amparar, conceder, crear, cumplir, dar, edificar, favorecer, guardar, proteger, señalar, servir.

Entonces, el Todopoderoso cumplirá una diversidad de ministerios a favor de aquel que encomienda al Señor su camino. Vaya, esto es genial, esperanzador y alentador aunque no estemos plenamente conscientes de todo lo que Él hará.

 

El hombre fue creado para que fuera un ser  superior;  poseía la imagen y semejanza del Señor; fue creado para que viviera una vida abundante, en paz, tranquila y feliz.  Juan 10:10

 

¡Qué importante es que el creyente, cada día y en la mañana busque al Padre Celestial para encomendar sus obras y acciones en general, y  que el Espíritu Santo le guíe a toda verdad de lo que haya de hacer durante el día!.

 

Se ha dicho que: No hay peor enfermedad del espíritu que la independencia propia, o sea, encaminarse bajo el criterio de lo que parece conveniente, placentero y cómodo a los propios ojos.

 

Son muchas las veces al día, en que se piensa, se desea, se habla, se actúa, o decide  fuera de la Voluntad de Dios o de manera independiente;  todo debido a que se ignora la Perfecta Voluntad Divina.

 

Dentro de una buena condición y posición, Abraham no sabía a dónde iba; se dirigía a un lugar incierto y desconocido, pero es obvio que cada día se encomendaba al Eterno Dios, para que sus pasos fueran guiados a toda la Verdad.

clip_image006

Y sabemos que a los que Dios aman, todas las cosas les ayudan a  bien…  Romanos  8:28

¿Deseamos que todas las cosas nos ayuden o actúen a bien en la Perfecta Voluntad del Señor?. Es necesario entonces encomendar nuestro ser a Aquel que prepara y conoce todos los detalles que hemos de enfrentar cada día. Muchos creyentes  tienen tantas situaciones y circunstancias ajenas al Plan Maestro de Dios, simple y sencillamente porque no encomiendan a Dios su causa, Espíritu, camino, obras y almas.

 

Son muchas las veces que se toman decisiones como dicen, por pura emoción; se adquieren cosas porque se está bajo la influencia del mundo del cómo vestir, qué tener, qué comprar; pero si encomiendan sus pasos y senderos a Dios, Él guiará a tomar la mejor decisión que  conviene; se tendrá la firmeza y confirmación que Dios está respaldando esa decisión.

 

En otro principio, en el curso de la vida nos ocurren cosas que no podemos controlar; sin embargo, podemos escoger si vamos a vivir nuestra vida emocional con una buen actitud y en un estado de buena salud emocional, sentimental y espiritual o en un estado de depresión.

 

Esto será saludable y satisfactorio, al hacer una entrega firme a Él; en atar y comprometer el corazón en sincera confianza, dejando todas las cosas a Su cuidado. Debemos diariamente en oración encomendar y depositar lo que ya hemos visto. Aprendamos pues…

 

Encomendar… Hebreo: sum o sim  7760   

Significa: Encargar, otorgar, encomendar, confiar, custodia, depositar, presentar, colocar, dejar, ceder, balancear, fiscalizar, tomar en cuenta.

 

ENCOMENDAR NUESTRA CAUSA

Ciertamente yo buscaría a Dios, y encomendaría (depositaría)  a él mi causa (negocios).   Job 5:8

Causa o Negocios…  Hebreo: dibrá  1700

clip_image008Significa: Asunto, negocio, estilo, razón, pensar, mirar, proceder, trato, petición, manera, motivos, designio, edicto, vestir.

Hacienda; (lengua, charla, mensaje, heredad, oración), modales (moda).

 

De acuerdo a la Escritura anotada; en algún punto, Job falló al no encomendar sus pensamientos, motivos, su forma de hablar y su proceder, de manera que sus adversidades se prolongaron, murmuró y se quejó. Dijo que Dios era cruel (akzár-393), violento y feroz.

 

Clamo á ti, y no me oyes; preséntome, y no me atiendes. Haste tornado cruel para mí: Con la fortaleza de tu mano me amenazas.  Job 30:20-21

Si Job se hubiere encomendado de manera correcta cada día, Dios le habría revelado la causa de su situación y lo habría librado; si tan solo él hubiera encomendado o depositado su causa ante Dios, se hubiera ahorrado muchos capítulos adversos.

 

Dado que Job no había encomendado firmemente a Dios su causa, o el motivo de sus intenciones, palabras, procederes y sus aflicciones, pasó muchos días de aflicción innecesaria y depresión dolorosa.

 

Hoy, si tan solo el cristiano fuera ante Dios después de haber recorrido el sendero de la oración y estudio de la Palabra, y encomendara o pusiera bajo custodia y en las balanzas de Dios sus estímulos, tendencias, inclinaciones, reacciones y actitudes en general, tendría muchos menos problemas en su jornada espiritual. Ahorraría capítulos de adversidades y dolor. Es verdad que Dios es causa y cabeza de todas las cosas, pero de una manera especial en aquellos que encomiendan o depositan sus vidas en el Señor.

 

clip_image010Encomendar la causa implica entre otras cosas, el modo o estilo de proceder; los tratos emprendidos; la manera de pensar y hablar; incluso, la forma de vestir. Son muchas las ocasiones en que el creyente falla en estos aspectos y en otros; entonces se llena de tristeza, amargura y enojo y busca su propia redención; mas sin embargo, se ahorraría mucho de esto, si tan solo acostumbrara diariamente encomendar su causa.

 

ENCOMENDAR

NUESTRAS OBRAS

Encomienda á Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados.

  Proverbios 16:3

Obras… Hebreo: maasé  4639

  Significa: Una acción, un acto, ocupación, trabajo, transacción. Actividad, bienes, propiedad, labrar, oficio, operación, obra.

Acumular, administrar, celebrar, consultar, crear, destinar, emplear, emprender, fabricar, edificar, emplear, ganar, producir, servir.

 

Todas nuestras obras, y todo lo que involucra sus significados deben encomendarse a la Gracia de Dios, en dependencia y sumisión a Su Plan Maestro, debemos permitir que Dios disponga de nuestras obras de acuerdo con su Benévola, Sabia y Soberana Providencia.

 

En la medida que entreguemos nuestra voluntad a Dios en relación a nuestras obras, entonces cada vez más iremos encuadrando a Su Plan Maestro en relación a las obras que Él ya había preparado de antemano para que andemos en ellas.

 

Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó (de antemano= Eternidad Olam)  para que anduviésemos en ellas.  Efesios 2:10

 

Hoy, muchas de nuestras acciones solo se catalogan como vanas, pues Dios tiene un tiempo exacto y una forma correcta para que nuestras obras bien puedan tener sustancia y valor eterno.

 

clip_image012Lamentablemente la gran mayoría de personas ponen como su prioridad en lo terrenal y pasajero; se obsesionan y solo viven para tener un placer momentáneo, o en otros casos, se afanan para asegurar su futuro terrenal....  Pero tarde o temprano, la muerte cancela la relación con los demás seres humanos,  cancela el valor de las propiedades y hace a un lado todo título, reconocimientos y diplomas.

 

Es maravilloso y satisfactorio, estar en la Perfecta Voluntad de Dios, estar ahí en el lugar, sitio y tiempo para nuestras obras, acciones y ocupaciones. Cuando hay insatisfacción, cierta tristeza y depresión, ello manifiesta que probablemente se está mal ubicado y fuera del tiempo de Dios en nuestras obras, ocupaciones, trabajo, empresa, actividad, oficio y en aquello que se emprende en la vida.

 

Cuando una persona está desempeñando aquello para lo cual vino a esta vida, se siente como pez en el agua en el transcurso de su vida. ¡Qué importante vez tras vez, día tras día, encomendar, confiar, depositar y presentar nuestras obras, ocupaciones y empresas a Dios!.

 

Cualquier detalle o pequeña acción producirá un peso en nuestra balanza para cuando estemos ante el Tribunal de Cristo, ya sea positivo o negativo, nada quedará encubierto, todo saldrá a la luz y cada creyente recibirá su recompensa de acuerdo a sus obras, sean malas o buenas. Encomendemos al Señor nuestras obras.

 

ENCOMENDAR NUESTRO CAMINO

Encomienda á Jehová tu camino, Y espera en él; y él hará.

Salmo 37:5

Camino…  Hebreo: dérek   1870  

Significa: Andar, caminar, senda, asunto, modo de acción, curso de vida, misión, salir, viaje, jornada.

 

La entrega y la confianza al transitar en el camino de la vida y en el Camino de Dios, van de la mano; la confianza libera de angustias, tristezas, amargura y enojo. Ellas traen paz al corazón. Cuando encomendamos al Señor nuestro camino, sendero, modo y curso de vida, entonces Él quitará todos los obstáculos y piedras de tropiezo del sendero.

 

clip_image014En nuestras jornadas espirituales tenemos un sinfín de experiencias por las cuales tenemos que andar o caminar; atravesaremos puertas que no existen, andaremos caminos en donde no hay camino, pero todo esto sucederá como fruto del encomendar día tras día nuestro camino o senda al Señor.

 

Quizás pensemos que esto sale sobrando puesto que Dios es quien tiene el control de nuestra vida, mas sin embargo, si esto de encomendar funcionó a quienes lo hicieron y que quedo asentado en la Escritura, entonces debiéramos de hacerlo también nosotros.

 

Cuando pasares por las aguas, yo seré contigo; y por los ríos, no te anegarán. Cuando pasares por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque yo Jehová Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tú Salvador…. Isaías 43:2-3

Caminaremos por las aguas, el fuego y el viento, pero si encomendamos, depositamos y confiamos nuestro camino a Dios.

 

En otro principio, la tendencia humana es caminar o seguir sus propios cursos de vida; a vivir bajo sus propios patrones y estilos de vida. Muchos de ellos pueden tener la mejores intenciones, más sin embargo, pueden estar fuera y distantes del Plan Maestro del Señor.

 

Hay camino que parece derecho al hombre, mas su salida son caminos de muerte.  Proverbios 16:25

Derecho… Hebreo: yashár  3477

Significa: Recto, cómodo, íntegro, justo, razonable.

Muerte…. Hebreo: mávet  4194

Significa: Muerte, ruina, consumir.

Cada vez más, aumenta el número de cristianos light. Son cristianos (?) ligeros,  livianos,  leves,  que  toman el cristianismo como un entretenimiento, y que no les sea una carga mental.         Esto es lo que vemos, cada uno en su vida cristiana, hace, piensa, y argumenta de acuerdo a lo que le conviene pero sin dañar y sacrificar sus intereses personales;  además ajustan su cristianismo a una condición de comodidad, sin mucho compromiso, y que no sea una carga mental, sino algo suave y ligero.

clip_image016

Este tipo de creyentes, pudieran tener su mejor y bien intencionado criterio acerca de su condición cristiana, pero no significa que caminen en la Voluntad del Señor. Es por ello que se convierte en una imperante necesidad el hecho de encomendar nuestro camino o cursos de vida en general. Ello debe ser cada día y de manera consciente y sincera.

 

Alguien puede pensar y expresar: Pues yo creo que Dios decide y controla todas las cosas; y también controla mi vida. Sin embargo, no dejemos de tener en cuenta que Dios es un Ser caballeroso; Él respeta nuestra voluntad. Cuando voluntariamente le pedimos que tome el control de nuestro camino y guíe nuestros pasos, Él lo hará. ¡Qué importante es disponer nuestra voluntad para encomendarle nuestra causa, espíritu, camino, obras y almas!

 

ENCOMENDAR NUESTRO ESPÍRITU”

 En tu mano encomiendo mi espíritu: Tú me has redimido, oh Jehová, Dios de verdad.    Salmo 31:5

Espíritu… 

Hebreo: rúakj o rooakh    7307

Significa:  Espíritu, viento, aliento, hálito, aire, soplo, mente, inteligencia, conmover, coraje, valor, ánimo, avivar, refrescar, brío, ímpetu, respiración, tempestuoso,  oler, percibir, entender, complacer.

 

Qué importante es darnos a la tarea de depositar y encomendar nuestro espíritu al Gran Controlador y Señor de todas las cosas.

 

El espíritu es el hálito de vida, es el soplo y la respiración misma que da un vivo y rápido entendimiento (espiritual). Del espíritu procede el ánimo, el coraje el valor y determinación.

 

clip_image018¿Dónde está uno de los motivos por los que el creyente ve que como su ánimo para seguir adelante en Cristo se debilite y se extinga? ¿Dónde está la falla que propicia que el creyente pierda el coraje, valor y determinación para permanecer fielmente consagrado a su Amo, Dueño y Señor?. El motivo o falla puede fundamentarse en la falta de: En tu mano encomiendo mi espíritu.

 

No cabe la menor duda, hoy el creyente inevitablemente se mueve en un mundo envuelto por la contaminación espiritual, muchas cosas e influencias negativas se mueven a su alrededor: Influencias malignas, espíritus y demonios. Vibraciones musicales negativas le llevan a cierto nivel de depresión emocional, sentimental y espiritual; todo esto le hacen perder el soplo, el aliento y respiración, sentimental, emocional y espiritual, por esta causa necesita cada día encomendar su espíritu a Dios,

 

Él manejará y balanceará cada situación para que la fe, oración, esperanza, reverencia y adoración permanezcan en su sitio correcto y cada vez fortaleciéndose más.

 

Sepamos que hay espíritus que especialmente se dedican a quitar o robar  de los creyentes el aliento de vida, el soplo y respiración que los mantiene con un rápido entendimiento e inteligencia con relación a las situaciones y circunstancias que vienen a su vida. Es entonces razonable y vital encomendar, encargar, confiar, depositar y poner bajo custodia  nuestro espíritu y la totalidad de nuestro ser cada día.

 

 

ENCOMENDAR NUESTRAS ALMAS

Y por eso los que son afligidos según la voluntad de Dios, encomiéndenle sus almas, como á fiel Criador, haciendo bien.

1 Pedro 4:19

Fue el Apóstol Pedro quien exhortó a los creyentes para que encomendaran sus almas al Señor en medio del sufrimiento.

 

En Hebreo… Hay  3 Palabras Hebreas para alma (soplo, aliento, mente).

clip_image020Nefesh       5315   Alma Corporal.  Miqueas 7:3   Eclesiastés 6:7

Nediybah     5082   Alma Racional- Pensante.   Éxodo  35:5   Isaías 32:5

Neshamá;    5397    Alma Espiritual.   Job 33:4   Job 34:14-15

 

Nefesh, es una corriente de vida súper inteligente; influencia y mueve de manera asombrosa una gran diversidad de mecanismos relacionados a la vida física.

Es Nefesh,  la corriente de vida que gobierna y controla los apetitos y deseos corporales.

Nediybah, es el alma racional pensante.

Nedybah, la que razona medita y reflexiona, se encontrará balanceada bajo el control del Dios.

Neshamá, es la más alta que poseemos, y esto es debido a su naturaleza celestial- espiritual. Ella conecta lo celestial con lo terrenal.

Neshamá, fue creada para sentir.

Neshama tiene un “poder de atracción” que absorbe y succiona.

 

Debemos aprender a encomendar nuestras almas al Señor cada día, debemos hacerlo porque de lo contrario nos veremos en peligro en medio del sufrimiento y de las batallas y luchas del parte del mundo espiritual de las tinieblas; además de parte de las tendencias de la carne o la vieja naturaleza.

 

Nuestras almas (Nefesh, Nediybah y Neshamá) pueden mantenerse seguras y a salvo solamente al encomendarlas al Señor, quien entonces con toda buena voluntad asume la responsabilidad de protegerlas.

 

El diablo de una manera especial busca nuestra alma; siempre está al acecho para tratar de agobiar nuestra alma en cualquiera de ellas. Los enemigos batallan en contra  de la vida Nefesh y representada por los apetitos, deseos, pasiones e instintos corporales.

 

Libra de la espada mi alma (nefesh)…  Salmo 22:20

confúndanse los que buscan mi alma (nefesh)..   Salmo 35:4

Y los que buscaban mi alma (nefesh) armaron lazos… Salmo 38:12

 

La batalla y centro de conflicto en la vida del hombre, se establece en la vida Nefesh, la vida conectada a los placeres, anhelos, pasiones y deseos de la naturaleza carnal y por las cosas del mundo.   Lucifer y su ejército tienen su mirada puesta en el Nefesh del hombre. Todos ellos son enemigos notables, son príncipes y gobernadores. Tienen una posición de poder y dominio;  están adiestrados para la malicia, para guerrear.

 

Por esta causa y a modo de mantener una protección alrededor de nuestra vida: Aprendamos a encomendar nuestras almas; el Señor pondrá un cerco, un límite al enemigo para que corramos toda la carrera y jornadas espirituales.

 

¿Vamos a mantener una vida saludable en Cristo?. ¿Vamos a vernos libres de destructivos sentimientos que llevan al abismo depresivo?. Entonces encomendemos a Dios nuestra… Causa, obras, camino, espíritu y almas.

 

 

Escribió: Sergio Gask…. Pastor

www.cristianoesh.com

        

 clip_image022

 

 

1 comentario:

  1. A Dios sea la gloria por este articulo complemento la palabra q Dios atravez de la biblia me mostro esta mañana .Gracias a Dios por siervos esforzados como usted.Bendiciones.

    ResponderEliminar