lunes, 25 de junio de 2012

SED SANTOS III

clip_image002

SED SANTOS Parte 3

PRACTICANDO LA SANTIDAD

En este número, veremos la necesidad de crecer en “el poner por obra” el Mandamiento acerca de la santidad. Es verdad, obtenemos santidad por don de parte de Dios.

“…de que Dios os haya escogido desde el principio para salud, por la santificación del Espíritu y fe de la verdad:

2 Tesalonicenses 2:13

1 Timoteo 4:5 Somos también santificados por la Palabra de Dios, y la oración. Pero hoy aprendamos acerca de:

PRACTICANDO LA SANTIDAD

“Poned por obra la Palabra y no os contentéis sólo con oírla, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno se contenta con oír la Palabra sin ponerla por obra, ése se parece al que contempla su imagen en un espejo: se contempla, pero en yéndose, se olvida de cómo es...” Santiago 1:22-24

Entonces, a través de las lecciones que han sido estudiadas en este tema, se ha ido obteniendo la Educación Espiritual o la Teoría de la Palabra de Dios en relación a la santidad.

En otras palabras, hemos estado delante del “espejo de la palabra de Dios” Pero ahora, es necesario, buscar crecer en el Desarrollo Moral o práctica de ella, para no ser lectores olvidadizos.

clip_image004

Al hablar de “el poner por obra” en relación a la teoría ya adquirida hasta ahora, es necesario también saber ubicarnos al practicar la Palabra de Dios, pues somos dados a las muchas actividades cristianas en primer lugar, pero no se aparta el tiempo suficiente, cada día, para cultivar una vida de transformación y limpieza a través de la oración y estudio de la Palabra de Dios.

Por otro lado, “el poner por obra” en relación a la práctica del Mensaje de santidad, se debe buscar tener un incremento de separación, abstención y crucifixión de las obras de nuestra naturaleza carnal (enojo, disgusto, pleitos, discusiones, mal humor, queja, malos pensamientos, amargura, celos, envidia, etc.) que cada día se manifiestan en medio de los pequeños y grandes detalles de la vida cotidiana.

“Haced pues frutos dignos de arrepentimiento” Mateo 3:8

Una vida de práctica del Mensaje de la santidad al hacer elecciones a favor de la verdad, producirá espontáneamente una “serie de cambios” en la conducta, o en la manera de pensar, hablar y actuar.

Entonces, parte de nuestro Desarrollo Moral, se practica en este ámbito, en el ámbito de nuestro ser interno, al hacer elecciones para crecer en la santidad, y batallar contra todo tipo de pensamientos, sentimientos, actitudes, palabras, y acciones que no tienen el Sello de la Naturaleza santa de Dios y llevarlos ante el Señor a través de una oración de entrega y transformación....

Esto, está acompañado del trabajo de tener una vida de oración cada día para tener un lavamiento, y una transformación a través de la Sangre de Jesucristo, del Fuego del Espíritu Santo, y las Aguas del Nombre, Muerte y Vida de Jesús.

Nuestros pensamientos, sentimientos, actitudes, reacciones, palabras y acciones en tiempo de adversidades y de exaltación, serán un testigo fiel de lo que realmente somos, o hasta donde hemos crecido.

clip_image006

Así que, amados, pues tenemos tales promesas, limpiémonos de toda inmundicia de carne y de espíritu, perfeccionando la santificación en temor de Dios. 2 Corintios 7:1

Habiendo purificado vuestra almas en la obediencia de la verdad, por el Espíritu, en caridad hermanable sin fingimiento, amaos unos á otros entrañablemente de corazón puro: 1 Pedro 1:22

Sería terrible que Dios nos permitiera crecer en la Perfecta Estatura espiritual de Jesucristo, y permanecer con muchos tipos de inmundicias por dentro; llegaríamos al grado de ser cristianos arrogantes, soberbios, inmisericordes, inflexibles, rudos, ásperos, y llenos de engaño.

Tenemos que crecer en la perfección de una naturaleza santa, limpia, pura, sin mancha, irreprensible e intachable.

Debemos también crecer en el Mensaje de Santidad, en nuestras relaciones humanas, y de manera preferente, con nuestros familiares, con todas aquellas personas cercanas que son parte del círculo de acción donde nos movemos diariamente; y además con las personas que ocasionalmente tratamos, pues por lo regular, al involucrarse en las actividades cristianas, se tiene un buen trato para con los hermanos en la fe, y otras personas relacionadas en ello; pero el trato con la familia deja mucho que desear, o está lejos de la fe que se profesa.

“Vosotros sois la luz del mundo... y alumbra a todos los que están en casa.... Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras buenas. Mateo 5:14-16

Un día en la Eternidad Futura, será revelado o mostrado nuestro Desarrollo Moral o qué tanto practicamos la Palabra de la santidad. Este Desarrollo Moral es manifestado a través de buenas obras.

clip_image008

Cuando hemos crecido en un buen nivel espiritual en el Mensaje de la santidad, entonces actuaremos como cristianos maduros, cada vez mas actuaremos de acuerdo a como actuaría el Señor Jesucristo, en la perfección de una naturaleza santa, limpia, pura, sin mancha, irreprensible e intachable.

Nadie puede ayudarnos a practicar nuestro Desarrollo Moral en relación a este tema, nadie puede elegir o decidir por nosotros para vivir una vida de separación, entrega y consagración. Recordemos... la única manera de crecer en ser y hacer como Jesús, es solo por medio de la Educación Espiritual, o la Teoría de la Palabra de Dios; y por medio del Desarrollo Moral o la Práctica de ella. Debemos ser una balanza equilibrada en esto.

Podemos predicar, evangelizar, enseñar, cantar, y orar de una manera elocuente; podemos ser misioneros o evangelistas de gran fama, o estar altamente involucrados en la Obra de Dios, pero no siempre significa que poseamos un alto nivel de santidad.

“Por sus frutos los conoceréis ” Mateo 7:16

Conoceréis Griego: epideiknumi 1925

Significa: Exhibir, mostrar, demostrar, enseñar.

A través de las buenas o malas actitudes, reacciones, palabras u obras, mostramos o exhibimos el nivel de la Estatura de Cristo que poseemos.

“Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo”

1 Pedro 1:16

Entonces: Dios ordena que seamos santos, y esto involucra nuestra voluntad para que hagamos elecciones y escogimientos para vivir en santidad. Cada uno de nosotros tenemos que decidir a cada momento el negarnos o separarnos de aquello que no tenga el sello de la santidad de Dios. Esto es una elección personal que debemos hacer diariamente, y a cada momento.

clip_image010

Por otro lado, caminamos en el camino de la santidad por medio del proceso de transformación diaria, que hacemos en oración, y esto es al entregar cada día todas las obras de la carne que brotan de nuestro corazón en medio de las circunstancias que a diario tenemos. Debemos pedir la Sangre de Jesucristo para que ellas sean transformadas y santificadas; y además por el estudio y práctica de la Palabra de Dios también crecemos en la santidad.

¿Conviene obedecer a Dios? Dios nuestro Señor es infinitamente sabio; e infinito es también Su amor hacia los hombres. En consecuencia, siempre quiere para nosotros lo mejor y sabe perfectamente lo que nos conviene. Por esto, la obediencia a Dios al Mensaje de santidad es prueba de sensatez y camino seguro de felicidad y del goce de bendiciones; y esto, aunque por lo regular, los deseos divinos no coinciden con nuestros gustos.

La obediencia conduce a la verdadera felicidad, libertad y a una diversidad de bendiciones. Cuanto más obedecemos a elegir practicar la santidad, o practicar una vida santa, limpia, pura, sin mancha, irreprensible e intachable, más libres llegamos a ser y más bendecidos". Crezcamos en la obediencia a practicar la Palabra de Dios.

SANTOS EN TODA NUESTRA MANERA DE VIVIR.

“...sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir”

1 Pedro 1:15

No podemos negar que antes de encontrarnos con Dios la mayoría de nosotros ni siquiera pensaba en vivir una vida integra en toda nuestra manera de vivir. Hablar de una vida integra, habla de manifestar una sola naturaleza en la manera de pensar, razonar, hablar y actuar; esto incluye todos los ámbitos en donde interactúa o se mueve la persona. En una vida integra no hay lugar a manifestar una “doble cara”

clip_image012

Cuando nos encontramos con Jesús, nuestra vida cambió en cierta medida, nuestro estilo de vida sufrió una transformación que no lo podía generar ninguna terapia o tratamiento alternativo, sino solo el Poder de Nuestro Dios Todopoderoso. Ese encuentro con Jesús nos dio una nueva forma de ver la vida, nuestros ojos fueron abiertos y es ahí en donde vemos la necesidad de vivir una vida integral para Dios y la necesidad de agradar a Aquel que nos salvo y porque quien ahora somos, nos movemos y vivimos.

Hoy como cristianos somos llamados por Dios, a una vida integra en toda nuestra manera de vivir, y caracterizada por una naturaleza santa.

SANTIDAD EN LAS RELACIONES FAMILIARES, Y EN EL HOGAR.

“Vosotros sois la luz del mundo... y alumbra a todos los que están en casa.... Mateo 5:14-16

Debemos actuar con santidad en la forma de expresarnos con los familiares. No se debe usar lenguaje pícaro, deshonesto, indecente, de doble sentido, áspero, malicioso, irreverente, de insultos, con indiferencia, impositivo, de menosprecio, con enojo, grosero, degradante, y vulgar. Más bien debe ser con limpieza y con un alto respeto a sus pensamientos, opiniones, gustos y decisiones. Aquí se incluyen los padres, hijos, esposos, otros familiares y otras personas.

También se incluyen el tipo de cosas, objetos y productos que se introducen al hogar, tales como: posters, libros, revistas, videos, cajetillas de cigarro, envases de licores embriagantes, video juegos, películas, etc. Además el interior y exterior de la casa u hogar también debe manifestar el sello de la santidad; por lo tanto es necesario tener cuidado que el hogar esté limpio y ordenado; la basura esté en su lugar; los cachivaches en el lugar asignado para ello; que las plantas no estén llenas de polvo; retirar las telarañas; las paredes con pintura descascarada y hoyos sin resanar; y retirar el cochambre de la estufa; las paredes libres de posters o cuadros que promuevan lo contrario a lo santo. Pero de verdad estos aspectos son importantes para Dios? ¡Claro!

“Porque Jehová tu Dios anda por medio de tu campo (hogar), para librarte y entregar tus enemigos delante de ti; por tanto tu campamento ha de ser santo: porque él no vea en ti cosa inmunda, y se vuelva en pos de ti” Deuteronomio 23:14

clip_image014

SANTIDAD EN LOS NEGOCIOS, TRABAJO, O ESCUELA.

Esta se debe mostrar a través del respeto a los demás en el trabajo; se trabajará de manera consciente y con responsabilidad; se respetará el honor y buen nombre de los demás. La santidad no compagina con las provocaciones sensuales y provocativas con el sexo opuesto, no lleva al acoso sexual; la santidad no armoniza con palabras y acciones que provocan violencia emocional, sentimental o física.

Se deben evitar los tratos turbios o tramposos; no actuar con sobornos; ser correctos al vender o al ofrecer los productos. Al solicitar empleo o el ingreso a cierta institución educativa, o al solicitar algún permiso para la apertura de algún negocio, se debe conducir con la verdad y no con acciones fraudulentas. También es importante observar y tener cuidado con los objetos y posters que adornan la oficina, o el local del negocio.

SANTIDAD EN EL VESTIDO, ARREGLO Y ADORNO DEL CUERPO.

¿Qué mensaje debe transmitir el vestido o ropa que usa el cristiano? Habla de pudor, de lo que es correcto y de aquello que realza el nombre de Jesús, o su mensaje habla de los deseos sensuales y de los deleites pecaminosos que hay en el corazón? Ó de la rebelión* y orgullo interno? Es un grave error el transitar en el camino de las modas impropias que practica el mundo; si esto es así, la persona se convierte en enemigo de Dios, ya que el mundo en este caso, es enemigo de Dios. Santiago 4:4

La sociedad moderna no ve nada de malo en disminuir la cantidad de ropa que cubre el cuerpo humano en público; pero ante Dios, la desnudez, es motivo de censura, y de reproche. Levítico 18

¿Cómo puede un cristiano o cristiana deshonrar a Dios con ropa inadecuada?: Trajes de baño en público, ropa muy ajustada y transparente, minifaldas, bikinis, faldas muy largas con aberturas más allá de la rodilla, blusas ombligueras, licras o mallas como si fueran su segunda piel que muestran las líneas del cuerpo; además playeras con impresos que traen la marca de la naturaleza de lo que no es santo.

clip_image016

¿Pueden dar un alto honor a su santo Salvador los creyentes que traen sus tatuajes en la piel, percings o aretes en la nariz, lengua u orejas; con el pelo teñido de colores ridículos; el pelo en forma de picos; sus ojos y bocas delineadas de negro, y los hombres con sus colitas de caballo en su pelo; o cortes extravagantes?. Lo triste del caso, es que el mensaje de la cruz (de la separación y muerte a los deseos personales carnales) es locura, un absurdo, una necedad, y una bobería para muchos creyentes.

Porque la palabra de la cruz es locura á los que se pierden….

1 Corintios 1:18

Muchos creyentes menosprecian la hermosura de la santidad. No cabe duda, la inmoralidad ha penetrado a las iglesias cristianas, y el mensaje de la santidad ha sido extinguido. Solo se vive un cristianismo (?) Light, ligero, suave, de entretenimiento, y sin que genere una carga mental. Hoy el mundo esta sordo y ciego a la santidad de Dios; y está aceptando abiertamente las influencias tenebrosas de este mundo.

Entre los años 1930 a 1950, la santidad aún era patente en cualquier lugar; la marca de ellos mostraba quien era un hombre decente o uno indecente; el hombre decente, no fumaba, no decía maldiciones, no se embriagaba, no faltaba a su palabra, el hombre defendía y respetaba a su mujer, no mostraba su cuerpo desnudo en público, era altamente respetuoso con las cosas sagradas. Ellas, por el vestir se sabía quién era decente, y quienes eran mujeres de la mala vida.

Hoy, en la mayoría de casos, no hay diferencia entre los cristianos y los no conversos.... ¡Se ha perdido la marca de la santidad en toda vuestra manera de vivir!. Piensan, se expresan, viven, se comportan, reaccionan, visten, se arreglan y adornan sin hacer una diferencia entre la luz y las tinieblas..

"Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, y habla verdad en su corazón" Salmo 15:1, 2

clip_image018

¡Fuimos llamados a ser diferentes, irreprensibles e intachables! Jamás olvidemos que somos cristianos y, como tales, somos llamados a ser íntegros en toda manera de vivir. Es lo que se espera de nosotros en todo momento y bajo toda circunstancia.

Qué importante vivir una vida integral…. Una vida que manifieste una sola naturaleza en todos los ámbitos en donde interactúa o se mueve la persona. Este es el Propósito para el cual fuimos creados; este es el Mandamiento de nuestro Amo, Dueño y Señor. Esto es lo que conduce a vivir una vida saturada de felicidad. Una vida santa, limpia, pura, sin mancha, irreprensible e intachable

ENEMIGOS DE LA SANTIDAD

Sin duda... Hoy nos movemos en medio de una poderosa y avasalladora influencia espiritual! y estamos lejos de imaginarnos la gran cantidad y diversidad de especies de criaturas (espíritus) que se mueven a nuestro alrededor, y además, por todos los rincones de la tierra, y preparan el escenario para la aparición inminente del Anticristo. Como cristianos tenemos “enemigos espirituales”

Inevitablemente, cada persona cristiana, está involucrada en una “guerra espiritual”, no la puede eludir. La guerra del cristiano es incesante, enemigos espirituales se conjuntan en el propósito de impedir que éste progrese en el crecimiento y obtención de la santa Estatura espiritual del Señor Jesucristo.

La Biblia menciona específicamente tres tipos de enemigos: El mundo, la carne, y el diablo. Ellos se combinan para formar un formidable enemigo para vencer y frustrar el plan y el propósito de Dios en las vidas de Su Pueblo.

Sin profecía (visión) el pueblo será disipado….

Proverbios 29:18

Profecía o Visión Hebreo: kjazón 2377

Significa: Visión, revelación, oráculo, profecía, ver, contemplar, examinar, mirar, percibir, contemplar con placer.

clip_image020

Disipado Hebreo: pará 6544

Significa: Aflojar; disminuir; cesar, dejar, desechar, desenfrenar, desnudar, menospreciar, volver.

Sin tener una clara visión de la Carrera espiritual y el tipo de enemigos espirituales contra los que se batalla, entonces el cristiano aflojará su determinación de seguir su carrera en rumbo a la santidad de Cristo; disminuirá su entrega y consagración; iniciará una carrera sin freno en las cosas del mundo o de la carne; menospreciará las cosas eternas y volverá a andar en sus antiguos caminos de pecado.

Esta visión y conocimiento, debe estar establecida en relación al nivel de crecimiento del cristiano. Una cosa es tener el nivel de crecimiento espiritual solo en el ámbito del Atrio, o Pies de la estatura, conforme al Tabernáculo de Moisés. Otra, es tener crecimiento al nivel de los Hombros o Lugar Santo; y diferente, es tener la madurez al nivel de la Cabeza o Lugar Santísimo.

Es necesario saber, que tenemos no solo enemigos externos en la guerra espiritual; sino también enemigos internos que batallan desde el “viejo corazón”. En la guerra externa, somos objeto de ataques por parte de los ejércitos de Lucifer caído, y otros tipos de “espíritus”. Es aquí donde muchos cristianos y denominaciones han declarado la guerra espiritual contra todo tipo de esas siniestras criaturas. En la mayoría de casos, los cristianos creen que esta es la “prioridad” de su guerra espiritual: Hacer guerra espiritual; derribar y destruir fortalezas; echar atrás a las tinieblas; y hacer huir los espíritus

Sin embargo... cuando hemos crecido o madurado en una buena medida en la relación de “amor con el Esposo Jesucristo” nuestra visión es afinada y centrada en “Jesús, Autor y Consumador de la fe. Hebreos 12:2

clip_image022

Hasta entonces nos damos cuenta que el enemigo más grande a vencer, es el “Necio Yo” nuestro “diocesito” que guerrea y batalla desde el interior, desde lo más profundo del ser. Por lo tanto, nuestra “prioridad” en esta guerra espiritual, se libra en nuestro corazón, y contra todas las tendencias e inclinaciones que llevan a vivir aferrados a la falta de separación de todo aquello que no tiene el sello de la santidad del Señor.

Por otro lado, en medio de las adversidades, del dolor, del maltrato, enfermedad, de la falta de dinero, de la aflicción, y humillación, por lo regular se manifiesta la naturaleza pecaminosa del viejo corazón. Solo basta, que las cosas no salgan como se espera, o no brinden el trato que se desea, entonces la fuerza del la vieja naturaleza pecaminosa se hace manifiesta. La carne es el más poderoso y escondido enemigo espiritual que batalla contra la santidad de Dios.

“Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu... y manifiestas son las obras de la carne, que son: Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, etc.

Gálatas 5:17-21

“Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 1 Juan 2:16

El mundo, es otro de los enemigos de la santidad. La Biblia nos advierte:

No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 1 Juan 2:15

Los cristianos nos encontramos en conflicto diario con el mundo que nos rodea. Somos bombardeados por una gran diversidad de imágenes Anti-Dios; Anti-Santidad a través de los medios de comunicación.

Estas imágenes están siendo usadas para deformar, y distorsionar la imagen de la verdad y la santidad de Dios y lo están logrando:

clip_image024

Corrupción en la política; en los espectáculos (artistas se casan, se divorcian, para volverse a casar varias veces más).

Corrupción y deformación en las relaciones familiares y matrimoniales (adulterio; fornicación; violencia; irresponsabilidad).

Confusión y distorsión en los usos costumbres de la estética del hombre y de la mujer (hombres: aretes, perforaciones; tatuajes; cejas depiladas; pelo largo; ropa femenina; etc.) Pero como cristianos, no debemos ceder una pulgada.

El mundo trata de seducir con sus máximas o valores que se oponen a los valores del Evangelio. Alaba a los ricos, a los fuertes y aun a los violentos y ambiciosos; predica en voz alta el amor al placer sin medida. Seduce con la ostentación de vanidades y placeres: reuniones mundanas donde se da paso a la curiosidad, sensualidad y aun a la voluptuosidad. Se hace atractivo el vicio bajo el aspecto de diversiones, espectáculos, televisión, etc.

“Sed sobrios y velad; porque vuestro adversario el diablo como león rugiente, anda buscando a quien devorar”. 1 Pedro 5:8

El tercer enemigo de la imagen de la santidad es el diablo o Lucifer, y además, sus ejércitos de ángeles caídos, los cuales de manera especial, desatan su destrucción y ruina sobre aquellos cristianos que van creciendo en la santidad. Es claro, también trabajan para destruir todo ámbito de vida humana con tal de que la humanidad viva en maldición y condenación.

Lucifer a través de su poderosa influencia, trata de que seamos detenidos y vencidos por medio de las cosas del mundo, sus costumbres, leyes, tradiciones, modas, diversiones, pasatiempos, y afanes. Lo hace también al influenciar sobre nuestra vieja y pecaminosa naturaleza. Su propósito es, aprisionarnos con estas cosas, y de esa manera neutralizarnos para no caminar y avanzar en el camino de la perfección de la estatura santa de Jesús. Así que, tomemos nota de esto, y estemos alertas para detectar la influencia y mover de estos enemigos.

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable á Dios, que es vuestro racional culto. Y no os conforméis á este siglo; mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Romanos 12:1-2

clip_image026

Por medio del Éxodo de los Israelitas de Egipto a Canaán, podemos aprender claramente esta lección de los tres enemigos de la santidad o del vivir una vida de consagración y separación. Egipto representa el mundo; Faraón representa a Lucifer. En el desierto se manifestó la lucha contra la carne, pues por lo regular siempre estuvieron en una condición de murmuración, queja, desánimo, insatisfacción y molestia debido a las circunstancias que enfrentaban.

Así que, no olvidemos que nuestra “prioridad” en esta guerra espiritual, se libra en nuestro corazón, y contra todas las actitudes, reacciones, hábitos, expresiones y costumbres de la vieja naturaleza, o del “Yo” corrupto. Por lo tanto: No cedamos una sola pulgada en nuestra meta de vivir como un sacrificio vivo y santo, agradable a Dios.

MI NOMBRE HOY, ES: “SANTO”

¿Qué es exactamente lo que genera que el cristiano adquiera el título de santo? ¿Tiene que hacer méritos o pagar un precio para ser llamado santo? ¿Acaso tiene que obtener una buena medida de madurez espiritual para ser llamado santo?

Para comprender esto, es necesario que tengamos en mente, que la santidad tiene una estatura, por así decirlo, de 0% hasta el 100%. Por un lado, en cierta medida se adquiere el título cuando se ha hecho la elección de recibir a Jesucristo como Salvador, en ese momento somos limpiados con la santa Sangre de Jesús; más tarde cuando recibimos el Bautismo con el Espíritu Santo se incrementa el nivel de santidad; y luego cuando somos Bautizados en Agua en el santo Nombre de Jesús, se incrementa aún más. Estas tres experiencias nos otorgan por don, cierta medida de santidad. El título de “santo” no se puede adquirir de otra manera, este es el principio verdadero establecido por Dios, y nadie puede ostentar ese título por otros medios.

clip_image028

Por otro lado, si el cristiano es instruido a invocar la Sangre de Jesucristo todos los días; además es dado a buscar la Palabra de Dios por medio del estudio, y día con día decide hacer elecciones para vivir una vida de separación, consagración e intachable, entonces el crecimiento en la santidad proseguirá rumbo al 100%, no ignoremos que el crecimiento en la santidad es un proceso que durará toda nuestra vida personal.

Entonces: ¿Todos los creyentes que han recibido a Jesús como su Salvador son santos? Esta una verdad, solo que ello es en la medida del crecimiento espiritual que posee el creyente.

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas á su luz admirable. 1 Pedro 2:9

Saludad á todos los santos en Cristo Jesús. Los hermanos que están conmigo os saludan. Filipenses 4:21

Mas ahora parto para Jerusalém á ministrar á los santos.

Romanos 15:25

Si a Dios le ha placido que como cristiano llevemos el título o nombre de: “santo”, entonces debemos “vivir dignificando y honrando” Su santo Nombre. Y esto es, en todo aquello que pensamos, hablamos y hacemos. Debemos hacerlo de tal manera que nos convirtamos en un centinela de nuestra propia vida para evitar el pecado. Preguntémonos: ¿Soy una persona que da testimonio de una vida inocente; irreprensible; sin culpa; sin censura y sin mancha? ¿Esto lo pueden testificar aquellos que viven cerca de nosotros?. Entonces… si hoy vivimos portando el título o nombre de: “Santo”, debemos ser cuidadosos para no ceder voluntariamente a las tentaciones pecaminosas. Debemos buscar vivir con dignidad a ese Alto honor que Dios nos ha otorgado.

Por tanto nosotros también, teniendo en derredor nuestro una tan grande nube de testigos, dejando todo el peso del pecado que nos rodea, corramos con paciencia la carrera que nos es propuesta. Hebreos12:1

Dejando Griego: apotídsemi 659

Significa: Poner lejos, separar, alejar, dejar, desechar, despojarse, meter reversa,

clip_image030

Pecado Griego: jamartía 266

Significa: Errar el blanco, pecar.

Si vamos a llevar de manera honrosa y dignamente el título de: “santo”, entonces vivamos para llevar una vida de separación de todo aquello que no tiene el sello de la santidad de Dios. Despojémonos y pongámonos lejos de todo aquello que es pecaminoso. Pecado significa: Errar el blanco o el propósito para el cual fuimos creados.

Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los críe, los formé y los hice. Isaias 43:7

Fuimos creados, formados y hechos para que todo lo que pensemos, razonemos, hablemos y hagamos sea exclusivamente para dar gloria al Señor. Nuestros hábitos, costumbres y conducta en general deben dignificar o exaltar el santo Nombre de Jesús. Esto es vivir para el propósito para el cual fuimos creados. No hacerlo de esa manera es “errar al blanco”, eso es pecado el cual es un estorbo e impedimento para crecer en la santidad. Dice la Palabra de Dios: Dejando todo el peso del pecado que nos rodea (estorba y asedia). Sin duda, vivimos en medio de una generación caracterizada por un extremo índice de maldad. Esto ya estaba predicho por la Palabra de Dios.

“Porque he aquí que tinieblas cubrirán (invadirán) la tierra, y oscuridad las naciones..” Isaías 60:2

Tinieblas 2822 Hebreo: kjoshek

Significa: Tristeza; sombrío; tenebroso; miseria; destrucción; débil, sufrimiento; infelicidad; rendirse; fatigado; confuso; atontado.

Oscuridad 6205 Hebreo: arafel

Significa: Melancolía; abatimiento; pesimismo; insensible; desaliento; tenebrosidad; decadencia; viciado.

Las tinieblas y la oscuridad, lo siniestro, y lo pecaminoso están invadiendo todos los rincones de nuestro planeta. Su influencia es poderosa y está afectando incluso a una gran cantidad de creyentes, un gran mover espiritual de las tinieblas en este momento, preparan el escenario para la aparición del Anticristo.

clip_image032

Hoy el Inteligente mundo de criaturas de las tinieblas, están usando todo medio para invadir, y llenar más espacios de este mundo…. Revistas… Libros… Videojuegos… Películas…. Posters…. Programas de televisión… Centros de diversión… Etc. A través de éstos, las criaturas que se mueven en las tinieblas generan la depravación y confusión de sexos, el asesinatos, la sensualidad, adulterios, brujería, la violencia, satanismo, el incremento de asaltos, secuestros, consumo de drogas, sexualidad precoz, abortos, corrupción moral, la pérdida de valores, etc. ¿Hay tinieblas y oscuridad en mi vida personal, familiar, laboral y espiritual? ¿Fácil me deprimo, me embargo de melancolía, tristeza, de descontento, amargura e infelicidad? ¿Por lo regular veo el panorama sombrío y soy negativo? ¿Me siento débil, desanimado y fácil me rindo? ¿Siento desolación y destrucción emocional y espiritual? Sin duda… las tinieblas me están afectando, influenciando y contaminando.

El mover, el impacto e influencias de esta dimensión tenebrosa…. Impactan al cristiano, de esta manera va perdiendo su testimonio santo, irreprensible, sin mancha; además está dejando diluir su brillo, su alegría, su felicidad y su mucho gusto por Cristo. ¿Llevamos el título de “santo”? Entonces aún en medio de las tinieblas y oscuridad espiritual, no cedamos una sola pulgada para retroceder en todo aquello verdadero y santo. Vivamos dignamente en el propósito para el cual fuimos creados, pues no olvidemos que: Mi nombre hoy, es: “Santo”

LA SANTIDAD EN EL MILENIO Y EN LA NUEVA CIUDAD.

“En aquel tiempo (el milenio) estará sobre las campanillas de los caballos: Santidad a Jehová... y será toda olla en Jerusalén y en Judá santidad a Jehová de los ejércitos” Zacarías 14:20-21

“Y yo Juan vi la santa ciudad, Jerusalén nueva, que descendía del cielo de Dios...” Apocalipsis 21:2

Este es el futuro para los redimidos de Dios, ya sea que vivan en los Nuevos Cielos, la Nueva tierra, o la Nueva Ciudad, ahí solo habrá una marca, una sola naturaleza: La Santidad.

Entonces nos conviene desde ahora, tomar nota de esta lección, y procurar transitar y crecer en el Camino de la Santidad. “Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad, no pasará por él inmundo...” Isaías 35:8 Vivamos cada día para crecer en esa naturaleza santa, de tal manera que cada día haya menos ocasión de que se nos trate con reproche, con censura, y reprensión.

Hagamos elecciones en cada circunstancia y ocasión para separarnos de lo que no es santo; además prestémonos al proceso de transformación y cambio a través de la Sangre de Jesucristo, del Fuego del Espíritu Santo; y de las Aguas del Nombre, Muerte y Vida de Jesús; crezcamos en la santidad por medio de la oración y el estudio de la Palabra de Dios, entonces nos estaremos preparando para vivir una vida plena en el Milenio y en la Eternidad Futura.

clip_image034

1 comentario:

  1. Les recomiendo el libro La Biblia Prueba las Enseñanzas de la Iglesia católica producido por vaticanocatolico.com. Explica cómo Jesús hizo a San Pedro el primer Papa, la presencia real de Jesús en la Eucaristía, y muchos otros temas. También hay un video que se llama ¿Se va acabar el mundo? que lo encontraran interesante. Además explican qué le ha ocurrido a la Iglesia católica después del Vaticano II, cómo estamos viviendo la Gran Apostasía profetizada en la Sagrada Escritura y en las profecías católicas.

    ResponderEliminar