viernes, 3 de agosto de 2012

La Yod,del Nombre de Jehová.

clip_image002

La Yod, es la letra inicial del Nombre de Jehová.

En hebreo se escribe y se lee de derecha a izquierda. La Yod Es la letra más pequeña de las 22 del Alfabeto Hebreo. Las 22 letras del Alfabeto Hebreo, las encontramos a través de todo el Salmo 119, cada conjunto de 10 o 12 versículos está separado por una de esas letras. La Yod la encontramos al inicio de verso 73 del Salmo 119.

Significa: Mano abierta indicando poder, dirección, anchuroso, bastante, conducto, hechos, servicio, consagrar, disposición, dominio, poder, fuerza, generosidad, laborioso, mando, servicio.

La Yod habla de una mano abierta, no cerrada.

Se dice que simboliza la humildad por ser la letra más pequeña.

Para los hebreos la letra Yod significa la llama diminuta; el elemento, o el átomo de las demás letras o consonantes.

Sin la Yod, no existe posibilidad alguna para conocer o experimentar la naturaleza de Jehová, el Padre. La Yod es el principio del Nombre.

Israel, comienza con la letra del Alfabeto Hebreo más pequeña, la Yod, Yisrael; pero termina con la letra Lamed que es la más grande del Alfabeto Hebreo; tiene un comienzo pequeñito, pero termina con grandeza. El comienzo de Dios para todas las cosas verdaderas y eternas, inicia con algo pequeñito, simple y sencillo pero el final es grande y extraordinario.

Mas entre vosotros no será así; sino el que quisiere entre vosotros hacerse grande, será vuestro servidor. Mateo 20:26

clip_image004

“Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos…” Hechos 17:28

¡Dios es la Fuente de la Vida… De Él mana la Vida, la Existencia, la Vitalidad y Soplo que da origen a todo elemento de donde se genera todo tipo de vida! ¡Dios es la esencia, la fuerza y elemento vital de nuestra existencia…. Y la letra Yod, es el comienzo de todo ello.

Entonces, erradiquemos de nosotros una vida cristiana en la cual tengamos a Dios solo como un complemento, o algo que acompaña nuestra vida. Y si en Él vivimos, nos movemos y somos.. Entonces ¿Cómo estamos viviendo nuestra vida para Él?.

Acaso de manera inversa, ¿Solo llevamos una vida diminuta o pequeña en nuestra entrega a Él, y para todo lo que es verdadero?. ¿Solo damos pequeños periodos de tiempo para asistir a la iglesia; pequeños esfuerzos para apoyar la obra de evangelismo y para apoyar en el trabajo de expansión de la iglesia? ¿Solo damos breves y fugaces tiempos para orar y estudiar la Palabra? o ¿Solo damos un mínimo testimonio de que somos cristianos?. ¿Somos generosos para apoyar financieramente la obra de Dios?. La emoción y el gozo del alma que se ha humillado a sí misma ante Dios, radica en el hacer Su voluntad y no en hacer cualquier otra cosa.

Nunca olvidemos: Vivimos tiempos Mega… Macro… Gigante…. Súper…. Maxien todos los aspectos de la vida; sin embargo, cuando se trata de las cosas de Dios y de una consagración a Él, entonces se manifiesta una condición pequeña, diminuta y mezquina.

En un Principio Dios puso Su Gigante Nombre en el ser humano, y a pesar del pecado, aún se conservan aspectos de la naturaleza de ese Gigante Nombre de Jehová en el ser interno.

En el Éxodo de Israel, Dios trató de llevar a Su pueblo a Canaán, a la Tierra donde ellos experimentarían Su Nombre, la abundancia y exuberancia que ahí se encontraba; ahí todo era exagerado, la abundancia era más allá de lo imaginado.

clip_image006

Canaán era: Tierra donde fluía leche y miel; una buena tierra; lo mejor de la tierra; tierra de gigantes; tierra de frutos gigantes; tierra del nombre de Jehová. Canaán, una tierra donde lo único malo de todo ello eran sus habitantes, sus gigantes malvados.

Los expertos en Paleontología afirman que en alguna época antigua existieron gigantes en algunos continentes; incluso han encontrado huesos en Sonora, Coahuila, y Chiapas (México), de personas que se calcula medían hasta 4.5 metros. Otros 2.5 o 3 metros. Ahí están los huesos en los museos, no mienten… Fueron parte de las humanidades o creaciones anteriores a la nuestra, pues está presente humanidad tiene un promedio de 1.80 metros.

La Biblia menciona:

“Por tierra de gigantes fue también ella tenida, habitaron en ella gigantes en otro tiempo, á los cuales los Ammonitas llamaban Zomzommeos… pueblo grande y numeroso, y alto…”. Deuteronomio 2:20-21

Les llamaban los zomzomeos. 2157 Hebreo. Zamzom.

Además existieron otros gigantes:

“Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que entraron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos: éstos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de nombre” Génesis 6:4

Para estos gigantes se usa 5303 Nefil ó Nephilim. Y esta palabra: Significa: Tirano, patán; derribador, gigante, atacar. Esta era la naturaleza de ellos. Estos gigantes, fueron el producto de una mezcla confusa.

Otra Escritura para estos gigantes Nefil ó Nephilim

“…son hombres de grande estatura….también vimos allí gigantes hijos de Anac, raza de los gigantes y éramos nosotros. A nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.” Números 13:33:34

clip_image008

Existen mitos, y leyendas y cuentos misteriosos acerca de la existencia de personas gigantes de hasta 4.5 metros. Son asociados con construcciones de estatuas gigantes en Tihuanaco, Perú (la puerta del sol), en Machu Pichu; los gigantes en México (estatuas).

Lo que interesa hoy a nosotros, es que existe un Poderoso Gigante:

“Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada”.

Jeremías 20:11

Jehová saldrá como gigante, y como hombre de guerra despertará celo: gritará, voceará, esforzaráse sobre sus enemigos.

Isaías 42:13 Salmo 19:5 Job 16:14

Entonces debemos vivir como un gigante, no como un diminuto y pequeño en nuestra entrega y consagración a Dios y a Su Verdad. En todo aquello que tiene la aceptación y agrado de Dios. En nuestra vida sentimental, emocional, familiar, matrimonial, laboral y cristiana, tanto en nuestra relación personal con Dios, como en nuestra participación en la Obra de Dios…

La pregunta es: ¿Cuál es el secreto para adquirir la Naturaleza Gigante del Nombre de Jehová?

La letra Yod, es la respuesta para situarse en una posición adecuada para tener la visita de las experiencias y la dimensión Gigante o Mega del Nombre de Jehová. La Yod, es la letra más pequeña e insignificante de las 22 letras del Alfabeto Hebreo.

“Cualquiera que recibiere este niño en mí nombre, á mí recibe; y cualquiera que me recibiere á mí, recibe al que me envió; porque el que fuere el menor entre todos vosotros, éste será el grande…” Lucas 9:48

Grande Griego: Megas

Significa: Enorme, fuerte, grande, grandemente, abundante, gran temor.

Entonces, vamos a adquirir la naturaleza Gigante del Padre, cuando esté dispuesto a que Jehová el Padre, sea el Gigante, el Grande, el Único que sea Conocido y Exaltado y no nosotros.

¿En qué Libro aparecerá nuestro nombre anotado delante de Dios en el tiempo perfecto?

clip_image010

En el Libro de la Vida...

Apocalipsis 20:15

O en el Libro de la Vida del Cordero.. Apocalipsis 21:27

Juan 1:29 He aquí (a Jesús) el Cordero de Dios....

No olvidemos que aquellos que estarán formando parte de la Esposa espiritual de Cristo, ellos viven hoy, una vida como corderos, sencillos, y pequeños. Apocalipsis 19:7 y éstos, son los que estarán anotados en el Libro de la Vida del Cordero.

Para llegar a ser considerados como gigantes espirituales, o grandes delante de Dios, y disfrutar la vida en rodos los aspectos en una dimensión Gigante, Súper, Macro y Mega, tenemos que crecer en vivir como corderitos de entre los corderos... De los más diminutos de entre los pequeños.

Pero.... ¿cuáles son las características de los sencillos, o pequeños. Sencillos Hebreo: petí 6612

Un pequeño y sencillo.. Es simple y sin doblez.. No inflado, no hace publicidad de sus talentos, habilidades, etc. No busca su propia promoción para ser conocido, Dios es quien lo da a conocer y le abre las puertas.

El alma que no es sencilla siempre está complicándose, pidiendo explicaciones de todo. La cultura de hoy a veces quiere hacer creer que valemos por nuestra ropa, por nuestro auto, por estar a la moda, por ser poderoso.

Un pequeño y sencillo es abierto... No baja la cortina sentimental, no se expresa: “Nada más mi mundo, no quiero a nadie más en él”…. ”No se metan conmigo, ni me digan lo que debo hacer”.

Un pequeño y sencillo es apacible.. Manso... quieto, pacífico, calmado, descansado, y reposado.

Un pequeño y sencillo es sumiso… Claro, para lo bueno, para los valores y Principios Bíblicos. Fácil acepta la Verdad, no busca argumentar para contender. No expresa: ¿Por qué me sucede esto a mí? ¿Hasta cuando tengo que aguantar? “No es justo que me lo hagan a mí”

Un pequeño y sencillo es sin mezcla... No se conduce imitando a otros... *Es sin cera, sin malicia.

clip_image012

Un pequeño y sencillo es sin ostentación, ni adornos superfluos... No es “doble cara”, se expresa con naturalidad, es transparente.

Las experiencias y bendiciones grandes o gigantes para aquellos que van a estar como parte de la Esposa del Cordero, son para aquellos que van a crecer en ser uno de los más pequeños de entre los pequeños.... un corderito de entre los corderos.

Entre más vivimos para tratar de hacer que los demás vivan como nosotros queremos, o para imponer a los demás nuestro estilo de vida, nuestras ideas y argumentos; o entre más tratamos de imitar a otros, nos estaremos alejando de la naturaleza de los corderitos, de los pequeñitos. Los pequeñitos son: Inofensivos, no agresivos, no impositivos y autoritarios.

Sin embargo, nuestra vieja naturaleza aún posee ciertos niveles de malicia, es nociva, agrede, y trata de perjudicar de palabra o de acción, o incluso de intención. Los pequeñitos, sencillos y corderitos, son incapaces de molestar, o de maltratar, no hiere sentimental, ni emocional; mucho menos físicamente. Ellos estarán anotados en el Libro de la Vida del Cordero… Ellos adquirieron ¡La naturaleza de la Yod del Nombre de Jehová!

PRINCIPIOS CONCERNIENTES A LAS COSAS PEQUEÑAS.

A LA “YOD” DEL NOMBRE DE JEHOVÁ.

EL NIÑO JESÚS ENVUELTO EN PAÑALES, Y ECHADO EN UN PESEBRE. Lucas 2:11-12

Jesucristo se volvió humano en un sentido, y para hacerlo, se tuvo que volver 85,000 veces más pequeño que la simiente de María. Además su principio terrenal, fue el de un pequeño bebe, en un pesebre; en un lugar insignificante, pequeño y humilde. No nació en un gran Centro Médico, o en un Hospital de renombre y rodeado de enfermeras y ginecólogos.

¡Su principio fue pequeño.. Vivió en la naturaleza de la Yod del Nombre de Jehová! Al final... ¡Dios el Padre, le dio un Nombre que es sobre todo nombre!.

clip_image014

En su tiempo, ante la opinión de las masas, Jesús vivió como una persona pequeña o insignificante; la gente grande vivió persiguiéndole. Jesús vivió como un pequeño Cordero, y dejó todo el tiempo que el Padre fuera el Grande. Jesucristo fue un Cordero gentil, humilde, manso, inmolado.

A mucha gente le gusta creer que el gozo supremo está en complacerse a sí mismo y en vivir para sí; pero el gozo y contentamiento Divino y eterno se encuentran en complacer al Padre Celestial, y en hacer su bendita Voluntad.

UN CORDERITO COMO OFRENDA PARA LA PASCUA.

Éxodo 12:1-5

El Señor, no les dijo: “Quiero que vayan y escojan la oveja más grande y gorda… Él dijo: quiero un cordero: Una figura de Mi Hijo”.

Dios dijo: “Quiero un corderito, pues no voy a actuar, si no es pequeño”

A veces expresamos: “Me gustaría que Dios me usara de manera grande” “Ya le dije a Dios… o me das un ministerio grande, o mejor no quiero nada”

Pero… Dios lo hará si está en Su voluntad, si nos volvemos en el “más pequeño de los pequeños”; si estamos dispuestos a ser los servidores. ¡Dios está buscando vasos pequeños, que vivan en la naturaleza de la Yod para poner sobre ellos Su Nombre!.

¿Cuál es el problema del actual cristianismo? El problema consiste en que se consideran demasiado grandes; el mundo trata de impresionar con sus credenciales, sus éxitos, sus logros, sus posesiones; expresan: “Soy esto, o aquello.. He hecho esto y lo de mas allá” “Yo… Yo… Yo…”

Dios está buscando a alguien que pueda hacerse manso y humilde como el Cordero Celestial; la grandeza no le impresiona, más bien es tocado por la pequeñez. Es agradado por aquellos que adquieren la “Yod” de Su Nombre, la letra más pequeña del Alfabeto Hebreo.

clip_image016

No podemos hacernos pequeños de la noche a la mañana, esto es un proceso diario fundamentado en decisiones o elecciones de vivir una vida sencilla ante Dios y delante de los demás. Por ejemplo, antes de que podamos tener puré de papas, hay que cocerlas, ponerlas al fuego, luego pelarlas, luego hay que cortarlas en cuadritos y por último machacarlas para obtener el puré. Es todo un proceso para convertirlas en una sustancia pequeña. Así que, trabajemos cada día en ello.

UNA BARQUILLA. Marcos 3:7-10

Una barquilla estaba apercibida para que no le oprimiesen (a Jesús). Jesús no pidió un yate, un crucero, un gran barco como el Titanic. Pidió una barquilla, un barco pequeño, una pequeña nave.

Oprimiesen Griego: 2346 dslíbo Significa: Apretar, presionar; empujar; planchar; acosar; abrumar; abrazar; ahogar; sofocar; estrangular; trillar, martillar y herir.

Entonces... Cuando queremos ser grandes (“Yo soy… yo puedo.. mis habilidades… mi ministerio.. mis dones”), más fácil nos presionan; nos empujan; nos abruman, hieren y ahogan.

Teniendo la “Yod” del Nombre de Jehová… O siendo pequeños, no corremos tanto ese riesgo. Las cosas y posiciones pequeñas, son un refugio, un medio de escape.

UN VASO DE AGUA PARA LOS PEQUEÑOS. Mateo 10:42

Pequeño, chiquito, es algo que es tierno y joven. Cuando olvidamos que tenemos que ser pequeños, entonces nos meteremos en problemas. Hay más problemas con lo grande en su manejo y acomodo, Cuando alguien es pequeño, sabe apreciar esa poquita de agua.

Cuando se es grande, se desprecia lo poquito, y expresa: “¿Por qué no me das una jarra completa (de la Palabra de Dios)?” “No me des gotitas se enseñanza, yo quiero un océano” “Señor, por qué no me haces un grande milagro”. La pregunta es: ¿Para qué querer un océano de enseñanza Bíblica, si lo poquito no se pone por obra? ¿Para qué esperar los grandes milagros si no se aprecian y se agradecen los pequeños detalles?. Hay que buscar primero vivir en la Yod del Nombre de Jehová.

UNOS POCOS PECECILLOS. Mateo 15:32-38

clip_image018

Pececillos significa: Pequeños peces. Eso es todo lo que tenían, una pequeña cantidad de ellos... Pero ¿Qué pasó? Eso poquito... fue el principio de algo grande, de un asombroso e increíble milagro; 4,000 hombres sin contar mujeres y niños, comieron, se hartaron, y alzaron lo que sobró, siete cestas llenas. ¿No es asombroso, lo que pueden ocasionar las cosas pequeñas?

Claro, de por medio estuvo la Acción de Gracias en la oración, por lo poco. No busquemos querer ser un tiburón, o un gigantesco pez como el que tragó a Jonás.. ¡Le robaremos la gloria a Dios!.

UN VARÓN LLAMADO ZAQUEO. Lucas 19:1-3

Era un principal de los publicanos y era rico. Procuraba ver a Jesús; mas no podía porque era pequeño de estatura.. Jesús le vio y díjole: “Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose en tu casa”

¿Vamos a vivir una nueva dimensión en el Ámbito de la Naturaleza Gigante del Padre? ¿Esperamos que Jesús pose en nuestra casa? (Personal, familiar, matrimonial, empresa o negocio) ¡Entonces necesitamos ser pequeños como Zaqueo!. Hoy la gente, todo lo quiere tener es grandeza, una posición gigante, una aceptación Macro y Mega. Esto no quiere decir que como cristianos debemos renunciar a tener aspiraciones a vivir una mejor calidad de vida en todos los aspectos; si podemos esperar la grandeza y disfrutar de ella cuando nos visite, pero nunca debemos olvidar que ésta es la añadidura de una vida de humildad delante de Dios y de mansedumbre delante de los hombres.

NIÑOS PEQUEÑOS. Mateo 18:1-4

Los discípulos querían saber quién estaría a la diestra de Jesús o a Su siniestra; esto denota que ellos estaban más enamorados y entusiasmados por la posición y no por la persona de Jesús...

Jesús les dijo, que a menos que se volvieran o se convirtieran en niños pequeños, ellos serían grandes en el reino de los, cielos.

Volviéreis en Hebreo es: Shav y tiene que ver con arrepentimiento.

Es grande entonces, estar enamorados del Cordero de Dios y no de las posesiones, posiciones, privilegios; poder; lugares y gentes.

Mateo 18:4-5 Entonces, debemos humillarnos a nosotros mismos como lo hace un niño. Esto, debemos practicarlo o ejercitarlo en esta vida, a cada momento, porque cuando tratemos de entrar en la Nueva Ciudad, entonces ya no habrá tiempo de hacerlo en nuestros cuerpos mortales.

Mateo 18: 10 Mirad no tengáis en poco a alguno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre la faz de mi padre.” Cuando somos pequeños, hay ángeles especiales ante el Rostro del Padre; y si alguien hace algo para lastimar a un pequeño, entonces esos ángeles salen a luchar por ellos.

Mateo 19:13 “Entonces le fueron presentados unos niños, para que pusiese las manos sobre ellos, y orase, y los discípulos les riñeron”

No vivamos soñando en las grandezas y cosas espectaculares de la vida, los discípulos les riñeron, les dijeron que no molestaran, pues había cosas más significativas que los niños pequeños. Jesús entonces puso a cada quien en su lugar. Recalcamos, Dios no reprueba a aquel que busca una posición de superación con tal de tener una mejor calidad de vida; lo malo es cuando se afana para tener lo que se desea aunque ello implique “sacrificar la posición cristiana” y la diaria relación personal con Jesucristo”.

1 Corintios 14:20 Niños no en el sentido, sino niños en malicia... Debemos ser sinceros, perdonando como niños, pues cuando somos niños en este sentido, entonces Jesús viene y pone Sus Manos sobre ellos, nadie puede arrebatarlos de Sus Manos. Entonces debemos ser niños en malicia.

Malicia 2549 Griego: Kakía

Significa: Maldad; depravación; injurioso; dañino; delincuente; perverso; envidia; malas cosas.

Rechacemos… Dejemos la malicia; el odio, antipatía, tristeza, melancolía, pesadumbre, celos, sospechas, desconfianza, recelo, fraude, mentira, engaño, abuso de confianza, soberbia, arrogancia, y menosprecio a los demás. La inmundicia, deshonestidad, injusticia, arbitrariedad, abuso, despotismo, avaricia, codicia, tacañería, ira, enojos, furor, pasión furiosa, pensamientos enfermos, y deteriorados. Los homicidios, hablar mal de otros, denigrarlos, la vanidad, vana ostentación, ficción, y fantasías, murmuración, queja, crítica, disgusto, hurto, desviar, apartar, robar, palabra deshonestas, apatía, indolencia, abúlico, falto de voluntad, vagabundear, inestable, ociosidad, jactancia y vana gloria.

Y les dice: Cualquiera que recibiere este niño en mí nombre, á mí recibe; y cualquiera que me recibiere á mí, recibe al que me envió; porque el que fuere el menor entre todos vosotros, éste será el grande. Lucas 9:48

La verdadera pequeñez y humildad, nos lleva a reconocer a Dios en todo, a consultarle para todo, o encomendar todo asunto personal y lo relacionado con los negocios, trabajo, estudio, etc. Por lo regular, somos nosotros mismos los que planeamos, proyectamos, decidimos y elegimos lo que hemos de hacer. Elegimos lo que se ha de estudiar; el negocio a emprender; la esposa o esposo que ha de ser la compañera o compañero para toda la vida; el médico que se consulta en tiempo de enfermedad; las palabras que se han de expresar en cada ocasión... Resultado: Se llega a la conclusión de que se hizo la elección errónea o equivocada.

El profesionista se siente fracasado y sin trabajo; el negocio no funciona y quiebra; se cambia de esposa o esposo aunque solo sea mentalmente; el enfermo no mejora y empeora; en el viaje de vacaciones se presentan una serie de contrariedades o se accidenta; lo que comió le enfermó, etc.

Cuántas contrariedades, dolores de cabeza y angustias se ahorraría el hombre, si tan solo buscara vivir y adquirir la Letra Yod del Nombre de Jehová; la posición pequeña y de humildad que le conduciría a reconocer a Dios en todas las cosas, a consultarlo, a tenerlo como el Amo, Dueño y Señor en todo tiempo.

Y tu principio habrá sido pequeño, Y tu postrimería acrecerá en gran manera. Job 8:7

Diversos Extractos son tomados de las Notas: Las Cosas Pequeñas

clip_image020

Autor: B.R. Hicks

2 comentarios:

  1. Shalom. El Eterno Los concientice Para Que No Sigan Usando El Idioma Hebreo Para Traer Un Engaño Como Este. El Nombre Del Eterno Nunca Fue, No Lo Es, Ni Lo Sera Jamas Ese ``Nombre De Jehova``, Es Imposible. El Nombre Jehova Resurta De La Unión Del Tetragramaton y Las Vocales Del Titulo Adonay. Sin Embargo La Fonética Del Tetragramaton Es Sin Dudas Algunas: YAHWEH. Asì Como No Se Les Puede Enseñar Merengue a Un Dominicano, Asì Tampoco Ningún Gentil Puede Enseñar a Un Yahudita Nada Con Relación Al Nombre Sagrado. Esos Nombres Se Les Dieron a Ellos, y a Nadie Mas Que a Ellos. Asì Es Que No Sigan Torciendo La Verdad Del Eterno, Porque Èl No Dejara Sin Castigo a Nadie Que Tome Su Nombre Para Tales Fines. Espero Por Amor a Sus Almas Que Hagan T`Shuvà y Empiecen a Actual En Consecuencia... Shalom. Am Yisrael Chay....!!!

    ResponderEliminar