viernes, 15 de noviembre de 2013

INGRATITUD

clip_image002

INGRATITUD

..En los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos… ingratos….

2 Timoteo 3:1-2

Sin duda alguna, la ingratitud ha existido desde que el hombre apareció en la tierra; ha estado presente a través de los tiempos; pero hoy, en los días postreros, se ha disparado como nunca lo fue antes.

El hombre manifiesta un corazón ingrato o desagradecido por medio de imágenes y formas; pueden ser imágenes o formas mentales de pensamientos, conceptos y razonamientos propios; o personas, lugares u otras cosas.

También manifiesta su ingratitud por medio de sus palabras ingratas. Son muchas las imágenes y formas de ingratitud y que se hacen visibles por medio de malas actitudes, negativas reacciones y expresiones inadecuadas de los cristianos y no cristianos

La murmuración, quejas, disgusto, depresión, enojos, insatisfacción, y molestias, etc. son síntomas de un corazón carente de gracia o de ingratitud para con el Justo Dios ¿No es Dios la Causa y Cabeza de todas las cosas, tanto placenteras, como dolorosas en la vida de aquellos que le aman?.

¿Quién será aquel que diga, que vino algo que El Señor no mando? ¿De la boca del Altísimo no saldrá malo y bueno (dolor y placer)? Lamentaciones 3:37-38

Al corazón ingrato le hace falta la gratitud por la bondad y los favores que Dios le hace, ya sean de placer o de dolor, con tal de que madure y crezca en la completa Estatura de Cristo.

clip_image004

Un corazón ingrato es insensible a los favores y a la bondad que le han prodigado, amontona la ingratitud sobre los hechos más dignos que ha recibido. La ingratitud es un salvaje que se esconde dentro del corazón del hombre y empieza a crear imágenes distorsionadas en relación al bien que Dios trata de hacer, con tal de que se progrese espiritualmente.

“todas las cosas ayudan a bien a los que aman a Dios”.

Romanos 8:28

Ayudan… Griego: sunergéo 4903

Significa: Cooperar, un colaborador, actuar, ayudar.

La Escritura menciona: En los postreros días vendrán tiempos peligrosos… habrá hombres amadores de sí mismos… ingratos"… Al hablar de tiempos postreros, habla de los últimos tiempos; los días finales. Al hablar de peligrosos, habla de tiempos en donde la falta de gratitud se manifestaría por medio de actitudes furiosas y difíciles; habla como de una división y discordia entre las gentes. Todo ello se debe a la falta de gratitud.

LA RAÍZ DE LA INGRATITUD EN LA VIDA DEL HOMBRE

La ingratitud se levanta del pensamiento consciente o inconsciente, de que “Dios no ha dado o no está dando lo mejor”, ni el mejor lugar, ni la mejor posición, ni las mejores cosas. Este pensamiento está en el inconsciente.

La serpiente sembró ese pensamiento en Adam allá en el Huerto del Edén: “Con que Dios os ha dicho”, Génesis 3:1. Este mismo pensamiento ingrato lo podemos tener hoy si no somos cuidadosos: “Creo que merezco el mejor trato” “Creo que no tengo lo que merezco, pues les he dado lo mejor”… Etc.

Hoy, vivimos en una sociedad en la que hay el convencimiento y la creencia, de que como personas “somos sujetos de derecho”, y por tanto, merecemos y tenemos derecho a todo, tanto en lo espiritual, en lo personal y en lo profesional; ello implica que no tenemos nada que agradecer.

clip_image006Es como si todo lo que los demás hacen por nosotros fuera su obligación; lo damos por un hecho y por tanto no hay nada que agradecer, ni a nadie a quien agradecer. Hoy vive una generación indiferente al esfuerzo, a los detalles o la generosidad de los demás. Es muy cómodo pensar, “yo no se lo pedí”, “si lo dieron o lo hicieron es porque quisieron”. “No hace falta agradecer nada, a mí, tampoco me lo agradecen”.

La gratitud es el reconocimiento y aceptación de que la vida no nos debe nada y que todo lo que tenemos es un regalo. Los miembros y órganos de nuestro cuerpo son un regalo de Dios; la familia, la ropa, el trabajo e inclusive nuestro aliento son otras bendiciones que se nos otorgan. Todos los tipos de pensamientos impropios y equivocados son producidos por la ingratitud. Sin embargo: “Dios nos da lo mejor siempre, aunque ello implique, tanto el placer como el dolor”.

Dios nos ha dado muchas bendiciones, pero cuando nos damos cuenta que hay algo que no tenemos, luego pensamos de manera inconsciente: “¿Dios me ha dado todo lo mejor?... entonces ¿Por qué no tengo esa cosa que vi y que ahora quiero?” “¿Por qué no me han dado el cargo que les sugerí en la iglesia?”. Pero nunca olvidemos: Dios tiene el Derecho de dar y de negar, o a veces de decir: “Espera”.

UN ASPECTO DE INGRATITUD EN LA VIDA PERSONAL

La ingratitud personal es manifestada cuando se vive con rechazo a la forma, el tamaño, el color y otras áreas de los rasgos físicos de la persona. Le desagrada su tamaño, le molesta el color del pelo, de los ojos, o de su piel; está descontento por la forma de su cuerpo, el tamaño de sus manos o de sus pies; le desagrada el lugar de su nacimiento, etc. Otro aspecto, es en cuanto a sus familiares; se es ingrato con ellos, además hay muchos otros ámbitos en donde se muestra la ingratitud.

LA INGRATITUD EN RELACIÓN AL PECADO Y VICIO

clip_image008La ingratitud es la madre de todos los vicios y pecados; todos ellos nacen del ser ingratos. Al contrario, la gratitud, es la madre de todas las virtudes o valores. Tengamos siempre en la mente: No importa cuál sea nuestra condición o situación en este mismo momento... “Podría ser peor”, pensemos que hay gente en peores condiciones. Lo importante es que aquí estamos, y tenemos a Jesús y la salvación de nuestra alma; no tenemos que ir al infierno; además Jesús abrió un Camino de Regreso a Casa, a la Casa del Padre. ¿No es fabuloso?. Entonces: ¡Tenemos lo mejor!, pues….

(Esta) leve de nuestra tribulación, nos obra un sobremanera alto y eterno peso de gloria… 2 Corintios 4:17

Tribulación…. Griego: dslípsis 2347

Significa: Presión, estrechez, aflicción, angustia, atribular, persecución, tribulación, amontonar, oprimir

Ya sea que Dios nos de lo que deseamos o anhelamos o no, debemos confesar: “Esto es lo mejor… Dios solo hace las cosas de acuerdo a Su Plan y Propósito. Aunque ello lo veamos como un elemento de tribulación, de opresión, de aflicción y angustia. Todo esto es leve y pasajero en comparación al eterno peso de gloria que nos espera.

¿Qué pasaría si fuéramos dueños de nuestra propia vida? ¡No nos negaríamos nada!. Pero tengamos en cuenta que si todo el tiempo recibiéramos lo deseado, ello nos destruiría.

No mostremos gratitud solo por el interés de lo que Dios hará o dará, sino más bien por el hecho de que Él tiene el Control y que Gobierna sobre todas las cosas, situaciones o gentes. Se debe tributar o manifestar gratitud acompañada de una buena actitud. Nunca olvidemos que la gratitud debe estar en el corazón, en la mente, en la boca y en las manos.

Así dice Jehová, Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo el primero, y yo el postrero, y fuera de mí no hay Dios. Isaías 44:6

PRIMERO Hebreo: Rishón 7223 Reshit 7725

Significa: principio.

Esta palabra viene de 7218 Rosh (Cabeza)

clip_image010Significa: La cabeza, el jefe, el capitán, caudillo, el cuello (por el movimiento), preceder, cabecera, el comienzo, el principio, príncipe, el primero en lugar, rango, sitio u orden. El principal, la punta (de lanza), el director, gobernador.

Dios es la Causa u Origen de toda actividad y de todo movimiento.... Es el Principio y final de toda acción justa y santa.

Entonces, cuando las personas no tienen gratitud por Dios como la Cabeza, ellas se sienten infelices normalmente comienzan a lamentarse porque no encuentran una razón para sentir gratitud. Sin embargo, ¿alguna vez ha conseguido algo con lamentos? ¿Lamentarse ha permitido reencontrar la motivación, ser más feliz, mejorar las relaciones interpersonales? Probablemente la respuesta será negativa porque lamentarse solo sirve para deprimirse, enfadarse y de paso, enfadar a los que están a nuestro alrededor.

Hay que aprender que en cada circunstancia de nuestra vida, podemos decidir responder de una de las siguientes maneras: Me puedo quejar o ¡Puedo alabar! Y no puedo alabar sin dar gracias. Simplemente no es posible. Cuando decidimos alabar y dar gracias, especialmente en medio de tribulaciones y circunstancias difíciles, hay una fragancia, un brillo que brota de nuestra vida que bendice al Señor y a los demás.

Por otro lado, cuando sucumbimos ante la queja, la murmuración y la lamentación, terminamos en un tobogán destructivo que finalmente conduce a la amargura y a la ruptura de relaciones.

La civilización occidental ha caído presa de una epidemia de ingratitud. Como un gas venenoso, la ingratitud está contaminando las vidas, los hogares, las iglesias y nuestra cultura en general. Hoy frecuentemente se escuchan algunas expresiones como…

clip_image012 “¿Por qué es tan dura la vida?”. “¿Por qué las otras personas no pueden ser normales?”. “¿Por qué me tuvo que pasar esto a mí?”. “¿Por qué nadie me ama por lo que soy?”. “¿Por qué Dios no responde mis oraciones?”. “¿Por qué tengo que vivir solo?”. “¿Por qué la dios no me habla a mí como les habla a ellos?”. “¿Por qué este problema parece no tener fin?”. “¿Por qué no tengo otra alternativa que aceptar esto?”. “¿Por qué a mí?”

Cuando nos sentimos insatisfechos con lo que tenemos, las consecuencias negativas son muy obvias. Dejamos de crecer espiritualmente, pues el desánimo se apoderará de nosotros, influirá sobre nuestros actos, y nuestra tendencia será quedar estancados. Peor todavía, si la insatisfacción es muy grande llegaremos incluso a perder lo que tenemos.

La gratitud es lo más grande que puede manifestar una persona en cualquier época y lugar del mundo.

El ingrato se caracteriza porque ignora ó pretende ignorar el bien que le hacen los demás. Está tan acostumbrado a obtener siempre lo mejor para sí, que no le es nada fácil reconocer los méritos ajenos. La ingratitud puede provenir también de una especie de descuido, de una mediocridad espiritual. En este caso, específico, aunque no hay mala fe, no deja de ser triste.

Como ejemplo y para comprender este desamor recordemos al pueblo de Israel cuando vivió una cruel esclavitud en Egipto donde el tirano Faraón los obligaba a trabajar despiadadamente de sol a sol y ellos morían por la fatiga y hambre; compadeciéndose Dios de ellos los libertó por medio de Moisés.

¿Pero qué pasó después? Los israelitas se rebelaron y en una clara muestra de ingratitud querían regresar a su anterior estado de despreciable servidumbre para comer ajos, berros y cebollas en lugar del maná o pan divino, con ello pagaron con un mal por el bien que les hizo Dios. Veamos ahora algunos efectos de esta ingratitud.

 

LA INGRATITUD GENERA TEMOR Y REPROCHE

clip_image014Y cuando Faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos, y he aquí los Egipcios que venían tras ellos; por lo que temieron en gran manera, y clamaron los hijos de Israel á Jehová. Y dijeron á Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué lo has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto? ¿No es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: Déjanos servir á los Egipcios? Que mejor nos fuera servir á los egipcios, que morir nosotros en el desierto.

Éxodo 14:10-12

Temieron… Hebreo: yaré 3372

Significa: Asustar, amedrentar, atemorizar, espantar, miedo.

Los israelitas manifestaron espanto, miedo y temor. ¿Acaso no presenciaron la Gracia de Dios al hacer milagros para guardarlos y liberarlos de estos enemigos? El Señor mostró Su poder sobrenatural, hizo hechos que iban en contra de las leyes normales de la naturaleza.

Israel olvidó la serie de milagros que el Todopoderoso había hecho para sacarlos de Egipto. Su memoria fue ajena a los milagros que se manifestaron al venir las diez plagas sobre los egipcios; las plagas estaban sobre todo el país, solo las tiendas de Israel estaban seguras, a salvo y libres del juicio de las plagas. Estos acontecimientos debían haber causado una impresión e impacto en sus corazones y entendimientos, pero o fue así.

Por fin salieron de la esclavitud de Egipto, y Dios le proveyó milagrosamente una Columna de Nube y Fuego para protegerles, alumbrarles y guiarles. El Omnipotente hizo el milagro de abrir el Mar Rojo para que saliera definitivamente de Egipto, sus enemigos quedaron muertos en el fondo de esas aguas.

Después Israel fue alimentado milagrosamente por medio del Maná y bebieron aguas de la Peña… Y ¿Qué pasó? ¿Quedaron impresionados, asombrados y manifestaron su profunda gratitud? ¿Glorificaron al Todopoderoso?. ¡Para nada!.

En su obstinación rezongaron, se quejaron y murmuraron una y otra vez. Hoy nosotros clip_image016debemos hacer despertar nuestra consciencia de lo no debemos hacer. La Palabra de Dios hoy nos aconseja:

Ni tentemos á Cristo, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor.

1 Corintios 10:10

LA INGRATITUD LLEVA A MURMURAR.

E hizo Moisés que partiese Israel del mar Bermejo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua. Y llegaron á Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas… Entonces el pueblo murmuró contra Moisés…. Éxodo 15:22-24

Y toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón en el desierto. Éxodo 16:2

Por tanto, tú y todo tu séquito sois los que os juntáis contra Jehová: pues Aarón, ¿qué es para que contra él murmuréis?...

Números 16:11

El día siguiente toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón….. Números 16:41

Murmurar… Hebreo: lun 3885

Significa: Detenerse, ser obstinado, murmurar, permitir, rezongar.

clip_image018Así es la naturaleza humana, fácil olvida y permite que se manifieste su naturaleza ingrata; murmura, alterca y se queja. No olvidemos: Solo unos pocos de los hombres mayores de edad que habían salido de Egipto, lograron entrar y poseer la Tierra Prometida. La gran mayoría no tuvo el entendimiento necesario acerca del Propósito de la Voluntad de Dios, y murieron en el desierto. Esta lección de ingratitud es para nosotros hoy.

Nunca olvidemos el dicho popular: Cuando bebas agua, recuerda la fuente. Por lo tanto, un corazón agradecido, jamás olvida la fuente de su bendición. Dios es la Fuente que obró asombrosos milagros a favor de Israel, pero éste olvidó la Fuente de toda Gracia, la cual se había manifestado a favor del pueblo; por así decirlo, los metió en la burbuja de amor llamada: Gracia.

LA INGRATITUD FABRICA IMÁGENES O FORMAS.

Mas viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte, allegóse entonces á Aarón, y dijéronle: Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros… Entonces todo el pueblo apartó los zarcillos de oro que tenían en sus orejas, y trajéronlos á Aarón… é hizo de ello un becerro de fundición. Entonces dijeron: Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto. Y viendo esto Aarón, edificó un altar delante del becerro... Éxodo 32:1-5

Esto es lo que hace la ingratitud, forma imágenes o formas para abrazarlas y adorarlas. El ser humano siempre quiere formas. El deseo de Dios, es que nuestras cabezas estén por arriba de la creación, donde no existen formas o figuras. Allí no hay otra forma, Solo la del Padre y Su Verdad.

Dios llevó a Israel al desierto, al lugar donde no había formas y a ellos no les gustó. No les gustó que no hubiera formas.

¿Qué fue la primera cosa que hicieron tan pronto como Moisés los dejó al subir por días a la cumbre del Monte Sión para recibir la Ley?. Antes de que pudiera bajar con ella, estos ya se habían hecho un becerro de oro porque querían una imagen (Éxodo 32:1-35 Querían una forma.

Pero el becerro, terminó molido hasta ser reducirlo a polvo, terminó sin forma alguna. Éxodo 32:20

clip_image020Cuando el hombre no tiene una imagen o una forma a la cual aferrarse, entonces se siente inseguro. La ingratitud hace perder el entendimiento de que solo existe una Imagen Verdadera, y ella es la Imagen del Hijo de Dios.

Cuando el creyente llega a situarse en una posición en que Dios el Padre y su Hijo son la Única Imagen, entones éste expresará: “Soy nada, tengo nada, puedo nada y sé nada fuera de Dios”.

Las erróneas e impropias formas, es lo que hace señalar a los demás todo el tiempo o culparlos de lo malo que nos pasa. Siempre estamos prontos a acusar a los demás, amenazarlos, a chantajearlos emocionalmente. No construyamos becerros de oro, no nos hagamos imágenes falsas en medio de las situaciones y circunstancias.

La prioridad, no es encontrar a una creatura a la que le llenemos los oídos al comentarle todo lo negativo que nos pasa. Eso es un error!. El Dios Eterno es el Único Refugio, la Única forma que puede dar satisfacción y felicidad.

¡Busquemos de manera incesante el Propósito de Dios, descubramos la Única Forma… Ese es el Refugio seguro y que nos lleva a la Perfección en Jesucristo!

LA INGRATITUD TOMA ATRIBUTOS QUE NO CORRESPONDEN.

Y los hijos de Aarón, Nadab y Abiú, tomaron cada uno su incensario, y pusieron fuego en ellos, sobre el cual pusieron perfume, y ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mandó. Y salió fuego de delante de Jehová que los quemó, y murieron delante de Jehová. Levítico 10:1-2

¡Qué importante es, saber exactamente el lugar donde Dios quiere que nos paremos y nos movamos! ¡Qué importante es descubrir el tipo de trabajo que el Señor quiere que desempeñemos en Su Obra!. Los hijos de Aarón aunque eran de la familia sacerdotal, en su corazón ingrato decidieron ejercer una función sacerdotal fuera de su turno, fuera de tiempo, fuera d lugar y fuera de la Voluntad del Señor.

clip_image022

Usurparon una posición; se tomaron atributos que no les correspondían en ese momento. Su ingratitud les llevó a ser quemados y muertos por el fuego de Dios. Esta es una seria advertencia para nuestros tiempos y para nuestra posición como cristianos. La ingratitud en el corazón puede conducir a proceder de manera impostora y tomar atributos que no corresponden. Hay que aprender a conocer los tiempos, los lugares y las condiciones exactas establecidas por el Santo Dios.

En las actividades cotidianas de la vida personal y en las actividades cristianas, por lo general se aceptan los compromisos que muchas ocasiones están acompañados por algún beneficio personal y no por poner en Alto el Nombre del Señor. Seamos cuidadosos de no dejarnos llevar por la ingratitud del corazón que conduce a obtener ganancias: Fama, reconocimiento, atenciones o ganancias materiales o financieras.

LA INGRATITUD LLEVA A HABLAR MAL DEL LÍDER

Y acontecio que el pueblo se quejó á oídos de Jehová: y oyólo Jehová, y hablaron María y Aarón contra Moisés á causa de la mujer Ethiope que había tomado: porque él había tomado mujer Ethiope. Y dijeron: ¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿no ha hablado también por nosotros? Y oyólo Jehová…. y he aquí que María era leprosa como la nieve; y miró Aarón á María, y he aquí que estaba leprosa. Números 12:1-2,10

Aquí consideremos a David como un ejemplo de una posición ante su líder.

“Y viniendo David a Saúl, estuvo delante de él: Y amólo mucho, y fue hecho su escudero” 1 Samuel 16:21

clip_image024El joven David se convierte en el “escudero” del rey Saúl; la posición de este rey ya era mala delante de Dios. y a pesar de esto, David se colocó como un “buen escudero” en un guardaespaldas, para apoyar, auxiliar, y ayudar al rey. David mantuvo sus ojos puestos en su Señor y Dios, y no tanto, en el “mal rey”.

Al igual, Aarón y su hermana María tenía delante a Moisés como un líder puesto por Dios; pero en este caso, fallaron y hablaron mal del líder debido a su ingratitud de que Dios había colocado a alguien más por encima de ellos. María fue visitada por el juicio del Justo Dios, se volvió leprosa.

Hoy en una aplicación a nuestra vida como cristianos, no olvidemos que hemos sido llamados a ser un buen escudero para con todos aquellos que prestan un servicio en la Obra de Dios; tales como ministros o pastores; músicos, líderes departamentales, maestros, escritores y otros. Además buenos y excelentes escuderos para la propia familia, o con aquellos que Dios ha dado como cercanos. Nunca hablemos mal de los demás, pues al hacerlo, lo único que se evidencia es un corazón ingrato.

LA INGRATITUD LLEVA A TENER TEMOR A LOS ENEMIGOS.

Entonces toda la congregación alzaron grita, y dieron voces: y el pueblo lloró aquella noche. Y quejáronse contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y díjoles toda la multitud: ­Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; ó en este desierto ojalá muriéramos! ¿Y por qué nos trae Jehová á esta tierra para caer á cuchillo y que nuestras mujeres y nuestros chiquitos sean por presa? ¿no nos sería mejor volvernos á Egipto? Y decían el uno al otro: Hagamos un capitán, y volvámonos á Egipto. Números 14:1-4

Como parte de las promesas de Dios a Israel, y a la vez a nosotros hoy, es que Él entregaría a los enemigos en nuestras manos. Ellos estarían bajo nuestro dominio. Pero ¿Qué pasa en realidad? Los enemigos son quienes tienen el aparente control y dominio sobre el pueblo de Dios quien vive con temor, miedo y pánico debido a los opresores espirituales y naturales.

“Y sea el país (Canaán) sojuzgado delante de Jehová...echando fuera a sus enemigos.... ” Números 32:22

clip_image026

Sojuzgado… Hebreo: kabásh 3533

Significa: Subyugar, sojuzgar, someter, sujetar, conquistar, hollar.

Ahí estaban las naciones enemigas que debían ser sojuzgadas y echadas fuera de la tierra de Canaán.

Dios desea que el Canaán espiritual de nuestro corazón, regrese al dominio del Verdadero Dueño. Cuando Jesucristo sojuzga esta tierra nuevamente, entonces se desborda la dulzura, la bondad, lo amable, el mucho gusto y bienestar, ya no hay desequilibrio en el ser interno.

Cuando la tierra es sojuzgada por Jesucristo, entonces se vuelve humilde, coopera con cualquier cosa que se le ordene o se le pida! En lo espiritual le diremos: “Tierra de mi corazón, vamos a estudiar la Palabra, vamos a orar, vamos a la iglesia, se amable, ama, sirve... y la tierra se prestará para ello.

Cuando los justos dominan, el pueblo se alegra: mas cuando domina el impío, el pueblo gime. Proverbios 29:2

Cuando Los enemigos espirituales que habitan aún en el viejo corazón, dominan, entonces toda la Tierra de nuestro ser, gime.

Gime… Hebreo: anákj 584

Significa: Quejarse; lamentarse; gemir; llorar; estar de luto.

¿Cómo está nuestra tierra, nuestro corazón, o nuestra vida? Existe queja, lamento, murmuración, melancolía, desilusión, insatisfacción, disgusto o depresión?.

Si la respuesta es afirmativa: Eso significa que hay un enemigo o rey equivocado sojuzgando y dominando nuestra vida; pero cuando Jesucristo el Verdadero Dueño, el Único Justo domina nuestro corazón, pondrá Su Pie de posesión y de dominio; entonces nos alegraremos!

Alegra… Hebreo: samakh 8055 Proverbios 29:2

Significa: Contento, satisfecho; alegrarse; gozoso; de buen ánimo; de buen humor; jovial; tener mucho gusto; iluminar; recrear; deleite.

Esto es lo que se manifiesta en la persona cuando Jesucristo ha venido al corazón del creyente y está reinando y dominando o sojuzgando esa tierra, habrá contentamiento, estaremos de buen humor, de buen ánimo; nos sentiremos joviales o jóvenes en nuestra experiencia cristiana. Por otro lado la gratitud y la alabanza hacia el nombre de Dios, serán otro indicio que el verdadero Dueño ha venido a sojuzgar y dominar nuestra vida o nuestra Tierra.

La verdadera y completa gratitud en el corazón, echa fuera los enemigos espirituales; los aleja y hace que huyan. Seamos pues agradecidos en todo tiempo, en todo lugar y en medio de cualquier situación.

clip_image028

1 comentario:

  1. My name is jack hazut my website is www.israelimage.net you have been using my photo without my permission please contact me jackhazut@yahoo.com

    ResponderEliminar